Viernes, 15 de Febrero de 2008

El INM pasa el testigo a la Agencia Estatal de Meteorología que gana capacidad y flexibilidad

EFE ·15/02/2008 - 16:43h

EFE - La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, acompañada del director general del Instituto Nacional de Meteorología (INM), Francisco Cadarso, durante la presentación de la nueva Agencia Estatal de Meteorología.

El Instituto Nacional de Meteorología ha entregado hoy el testigo a la nueva Agencia Estatal de Meteorología (AEMet), que ganará en capacidad para prestar los mejores servicios posibles a los ciudadanos, así como en una mayor flexibilidad en su gestión y proyección internacional.

Así lo ha manifestado hoy la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, en una rueda de prensa en la que ha presentado oficialmente esta Agencia, junto al director del INM, Francisco Cadarso, y el secretario general para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiriz.

El pasado viernes, el Consejo de Ministros aprobó un real decreto por el que creaba la AEMet, que sustituye al Instituto Nacional de Meteorología (INM), responsable oficial durante más de 140 años de la prestación de los servicios meteorológicos en España.

El cometido del nuevo organismo es el desarrollo, la implantación y la prestación de los servicios meteorológicos que son competencia del Estado y su objetivo básico es contribuir a la protección de vidas y bienes a través de la adecuada predicción y vigilancia de fenómenos meteorológicos adversos.

La ministra ha subrayado que se abre una etapa nueva "cargada de ilusión" y ha valorado los avances realizados por el INM en los últimos años en cuanto a su capacidad tecnológica, "muy vinculada" a su participación en los grandes programas europeos e internacionales.

Entre esos avances, Narbona ha destacado el sistema meteoalarm, que permite ofrecer una información más precisa e inmediata, a la que se puede acceder a través de la página web del hasta ahora INM, que va a registrar mejoras, cuyas visitas diarias se han multiplicado por cuatro desde su puesta en marcha.

La ministra ha resaltado también la implicación cada vez más importante del INM en las políticas sobre cambio climático, ya que este órgano y, a partir de ahora, AEMet, será el encargado de construir escenarios climáticos para España "con el máximo detalle y la máxima precisión".

La Agencia recibe el patrimonio tecnológico y humano del Instituto, que en el último caso asciende a 1.400 personas, de las que un 65% están ubicados en los distintos servicios territoriales y el 35% restante en su sede central.

Por su parte, Cadarso ha explicado que la diferencia sustancial entre el INM y la nueva Agencia radica en que se trata de un nuevo modelo de gestión, que traslada la responsabilidad a los gestores, cuya labor va a ser evaluada.

Ha agregado que, además, la normativa reciente de cielo único europeo de la Unión Europea obliga a los países a unos estándares de calidad para la navegación aérea "que vamos a alcanzar más fácilmente siendo Agencia".

Cadarso ha explicado que entre los objetivos de AEMet es lograr una mayor cercanía y transparencia y una mejor adaptación a las demandas sociales para ofrecer más servicios.

Otra diferencia con el INM, según ha apuntado Aizpiri, está en que la nueva Agencia está en igualdad de condicione para formar alianza estratégicas con otras empresas, con lo que tiene una mayor capacidad para desarrollar y comercializar nuevos productos.