Viernes, 15 de Febrero de 2008

Tadic asume la presidencia de Serbia y dice que nunca renunciará "a la pugna por Kosovo"

EFE ·15/02/2008 - 15:21h

EFE - El presidente de Serbia, Boris Tadic.

El presidente de Serbia, el pro europeo Boris Tadic, asumió oficialmente hoy su segundo mandato como jefe del Estado tras jurar el cargo ante el Parlamento, donde insistió en que nunca renunciará "a la pugna por Kosovo".

"Quiero reafirmar ante esta Cámara que nunca renunciaré a la pugna por Kosovo y que lucharé con todas mis fuerzas para que Serbia esté en la Unión Europea (UE)", declaró Tadic, quien fue reelegido como presidente el pasado día 3.

Tadic asume el cargo en un momento difícil, cuando se espera que la provincia de Kosovo, de mayoría albanesa, proclame en breve su independencia de forma unilateral, a la que Serbia se opone con vehemencia.

Tadic prestó el juramento ante el Parlamento con un texto fundamentado sobre la nueva Constitución, aprobada en 2006, en cuyo preámbulo Kosovo se define como parte inalienable de Serbia.

El presidente declaró en un breve discurso pronunciado ante los diputados que los puntos principales de su política son preservar Kosovo dentro de Serbia y convertir a su país en "miembro respetado" de la familia europea.

"Ante nosotros hay una gran responsabilidad, la defensa de los intereses de los ciudadanos, el progreso económico y la preservación de la integridad territorial y la soberanía del país", indicó el presidente.

La sesión extraordinaria del Parlamento con la ceremonia de investidura tuvo carácter solemne, con una guardia militar colocada a la entrada en el edificio, y contó con la presencia de miembros del Gobierno serbio, representantes de diferentes instituciones y otras personalidades.

Después de que el presidente suscribiera el texto del juramento, un coro del Ejército serbio entonó el himno nacional.

Tadic, de 50 años, líder del Partido Democrático (DS), es el jefe de Estado desde 2004 y ha sido elegido para un nuevo mandato de cinco años.

Dos días después de la reelección de Tadic, hubo una crisis en el seno del Gobierno, compartido por las formaciones del presidente y del primer ministro, Vojislav Kostunica, tras la negativa de éste último a firmar un acuerdo con la UE mientras ésta se incline por apoyar la independencia de Kosovo.

Tadic y sus aliados consideran que el acercamiento de Serbia a la UE y Kosovo son dos asuntos separados.

La grave crisis, que amenazaba con desencadenar elecciones anticipadas, quedó superada ante el asunto de la inminente declaración unilateral de la independencia de Kosovo, rechazada por la casi totalidad de las fuerzas políticas serbias.

Las elecciones presidenciales en Serbia estaban pendientes tras la aprobación de la nueva Constitución, elaborada después de que Montenegro se independizara del Estado común que formaba con Serbia, en 2006.