Lunes, 8 de Octubre de 2007

Mas considera que la política antiterrorista de Zapatero ha ido dando tumbos

EFE ·08/10/2007 - 14:59h

EFE - El líder de CDC, Artur Mas, durante el Consell Nacional de su formación, en el que se analizó su propuesta sobre la refundación del catalanismo. EFE

El presidente de CiU, Artur Mas, ha dicho hoy que la política antiterrorista del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no ha tenido un rumbo firme y ha ido "dando tumbos" de un lado para otro.

Mas, entrevistado hoy en "Los desayunos de TVE", ha señalado que lo que "no se puede hacer es machacar y volver a alimentar los contactos con todo el mundo", en referencia a las posibles negociaciones con ETA.

Sobre la detención de la cúpula de Batasuna, ha dicho que aunque "se podrá criticar o no por su oportunidad, por el momento en que se ha tomado", quiere suponer que "cuando un juez (en este caso Garzón) toma una decisión será porque se ha leído bien una ley y la aplica bien", y ha añadido que en cualquier caso "el espectáculo de la justicia en nuestro país es perfectamente evitable".

Preguntado por la consulta anunciada por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, Mas ha destacado que no le "asusta" una consulta popular, desde un punto de vista de "salud democrática", y ha añadido que la intención de Ibarretxe es "intentar pactarlo con el gobierno", aunque para el Ejecutivo "es difícilmente pactable".

Respecto a su proyecto de refundación del catalanismo, Mas ha dicho que se trata de "ponerse deberes a uno mismo", ya que a su juicio, en Cataluña "hay una falta de proyecto en este momento", y "la respuesta tiene que venir de aquel sentimiento que es transversal en Cataluña", y que es el "catalanismo" que, ha destacado, "no es patrimonio de nadie en exclusiva".

Sobre el encaje del catalanismo dentro de España, Mas ha dicho que la irán "definiendo", y ha explicado que una definición es el Estatuto actual de autonomía, pero ha recordado que ahora se encuentra pendiente de la decisión del Tribunal Constitucional, y se ha preguntado "cómo puedo confiar en un tribunal que es arbitro y que está dando ese espectáculo público".

Precisamente al dedicarse más tiempo a este proyecto, Mas ha cedido parte de sus funciones en el aparato del partido a Felip Puig -que pasará a ser secretario general adjunto-, por lo que Oriol Pujol podría pasar a ocupar el cargo de portavoz de CiU en el Parlament, que dejará vacante Puig.

Sin embargo, Mas ha matizado que "solamente se ha tomado una decisión", y es la relativa a Puig, y respecto a Pujol ha comentado que "habrá que empezar a juzgarle no por ser hijo de Jordi Pujol", sino por "sus actos, y su trayectoria".