Viernes, 15 de Febrero de 2008

Brasil se despide de la Berlinale con "Café com Leite" y "Tà", dos cortos de temàtica gay

EFE ·15/02/2008 - 14:18h

EFE - Brasil cerró hoy su paso por la 58 edición de la Berlinale con dos cortometrajes con personajes homosexuales como protagonistas.

Brasil cerró hoy su paso por la 58 edición de la Berlinale con dos cortometrajes con personajes homosexuales como protagonistas, "Café com Leite", de Daniel Ribeiro, que se presentó en la sección Generation, y "Tà", de Felipe Sholl, que anoche obtuvo el premio "Teddy" al mejor corto de temática gay.

Sholl aseguró hoy a Efe que su experiencia en Berlín ha sido "increíble" y "sobrecogedora" ya que su paso por el festival y, además, el premio recibido le "abren las puertas" al mercado cinematográfico.

"Tà", que fue incluido según Sholl "en el último momento" en el programa de la sección de Panorama como aperitivo del largometraje brasileño "Maré, nossa històrica de amor", muestra una escena de baño en la que un joven intenta que su amigo consiga una erección.

Scholl afirmó que la historia está narrada "con mucho humor" y que, aunque pueda parecer "sórdida y sucia" en un principio, en realidad transmite un mensaje romántico.

"Hoy en día hay mucha libertad sexual, que es muy positiva, pero lo verdaderamente difícil es conseguir intimar con alguien", afirmó Sholl, quien sostiene que no se trata de una historia "para gays" ya que alude a algo "universal".

Por su parte, Ribeiro defendió hoy "Café com Leite", un tierno relato sobre una pareja de homosexuales que deberá hacerse cargo del hermano pequeño de uno de ellos tras la muerte de sus padres.

"Quise contar una historia de dos hermanos y la ambienté en una familia gay, precisamente porque las familias pueden ser de muchos tipos", explicó el director a Efe.

El realizador, que obvia las relaciones íntimas de sus dos protagonistas y únicamente se besan ante la cámara, destacó que el tema "no es la homosexualidad" sino el hecho de asumir la responsabilidad de criar a Lucas, un niño de nueve años, interpretado por Eduardo Melo.

Explicó que el título, "Café com Leite", lo tomó de una expresión típica en su país que se aplica en los juegos infantiles para aludir a los casos en que no se aplican las normas habituales.

"La idea era mostrar los problemas que suceden en una familia normal, esté compuesta por gays o por heterosexuales", agregó.