Viernes, 15 de Febrero de 2008

La mayoría de los franceses critica la exhibición de Sarkozy de su vida privada

EFE ·15/02/2008 - 13:33h

EFE - El presidente francés, Nicolas Sarkozy (i) recibe un beso de su esposa, la ex modelo italiana Carla Bruni (d), en la la terraza del restaurante "La Flotille" en Versalles, Francia, el pasado 3 de febrero de 2008.

La mayoría de los franceses critica la exhibición por el presidente, Nicolas Sarkozy, de su vida privada, según un sondeo publicado apenas dos semanas después de su boda con la cantante y ex modelo italiana Carla Bruni.

El 82 por ciento de los preguntados considera que el comportamiento de Sarkozy en lo que concierne a su vida privada no se corresponde con la idea que tienen de un presidente de la República, indica la encuesta de OpinionWay difundida por el diario conservador "Le Figaro".

Entre los votantes de Sarkozy, sólo un 35 por ciento aprueba su actitud en este asunto, revela el sondeo.

La popularidad del jefe de Estado conservador ha caído en picado en las últimas semanas, lo que los analistas atribuyen esencialmente a dos factores.

Por una parte, el incumplimiento de sus promesas de mejorar el poder adquisitivo de los franceses y, por otra, la exhibición de sus amores con Bruni en lujosos lugares de vacaciones durante el período de fiestas de fin de año.

Sarkozy contrajo matrimonio con Bruni en una ceremonia privada en el Elíseo el 2 de febrero, tres meses y medio después de anunciar el divorcio con su segunda esposa, Cécilia Ciganer-Albéniz.

"Los franceses tienen la impresión de que Nicolas Sarkozy se ocupa menos de ellos que de su vida privada", dijo el director de estudios políticos de OpinionWay, Bruno Jeanbart.

El sondeo indica también que para el 51 por ciento de los franceses la capacidad de Sarkozy para dirigir a su Gobierno no se corresponde con la idea que tienen de un jefe de Estado.