Viernes, 15 de Febrero de 2008

El Nikkei cierra la semana inapetente

EFE ·15/02/2008 - 08:49h

EFE - Un hombre de negocios japonés observa el tablón electrónico del índice Nikkei en el distrito de Marunouchi en Tokio.

La bolsa de Tokio cerró hoy la semana sin apenas cambios, con una caída inapreciable del 0,02 por ciento, entre renovados temores por la situación económica en Estados Unidos y el sector inmobiliario nipón.

El índice Nikkei perdió 3,89 puntos, hasta las 13.622,56 unidades, mientras el Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, creció 2,45 puntos, el 0,18 por ciento, hasta los 1.334,89 enteros.

La sesión de la bolsa de Tokio fue muy errática pues alternó subidas con bajadas, hasta cerrar prácticamente sin cambios.

En un momento dado, el Nikkei llegó a perder 270 puntos, pero fue recuperándose paulatinamente en la sesión de tarde, después de que ayer se divulgase el fuerte crecimiento del PIB japonés entre octubre y diciembre.

Pero a la bolsa tokiota le influyó también, según analistas citados por la agencia Kyodo, la debilidad del sector de la vivienda en Japón, después se que se divulgase una fuerte caída en la oferta de pisos en Tokio en enero, hasta su nivel más bajo en una década.

Tsuyosahi Segawa, analista de Shinko Securities, dijo a la agencia local Kyodo que "la demanda doméstica de Japón se está deteriorando rápidamente, debido al sector inmobiliario".

Las grandes inmobiliarias sufrieron fuertes caídas, como Tokyu Land, que perdió casi un 5 por ciento hasta los 783 yenes, mientras Sumitomo Realty Development retrocedió un 3 por ciento, hasta los 2.075 yenes.

Entre los ganadores del día estuvieron, sin embargo, las empresas de maquinaria, transporte marítimo, carbón y petróleo.

Mitsubishi Heavy, la empresa más valorada en términos de volumen, ganó 31 yenes, o casi un 7 por ciento, hasta los 475 yenes.

En la primera sección 892 valores avanzaron, frente a 726 que perdieron terreno y 110 que se quedaron como estaban.

La empresa más cotizada en términos de valor fue Toyota Motors, que aumentó el 0,5 por ciento, o 6.030 yenes, hasta los 6.030 yenes.