Lunes, 8 de Octubre de 2007

Rod Stewart ofrece mañana en Zaragoza su único concierto en España

EFE ·08/10/2007 - 14:43h

EFE - Imagen de archivo del cantante británico Rod Stewart. EFE

El cantante británico Rod Stewart regresa a España para ofrecer un único concierto mañana en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza, en el que repasará sus éxitos y los temas de su último álbum "Still the same... Great rock classic of our time", un álbum con versiones de sus canciones de rock preferidas.

Tres décadas de carrera no parecen ser suficientes para minar las fuerzas de Rod Stewart, quien a sus 62 años asegura tener la misma ilusión de siempre y "cada vez más ganas" de encontrarse en directo con sus fans, según explica el cantante en una entrevista telefónica con Efe desde Londres.

Para su encuentro con el público de Zaragoza, Stewart ha seleccionado un repertorio "con las canciones del último álbum y alguna que otra de los 60 y 70", pero ninguna de la serie de álbumes que ha publicado versionando clásicos del pop estadounidense, una decisión que se debe a que él confecciona su repertorio "pensando en lo que el público quiere oír".

Quizá ese buen entendimiento con sus fans sea la clave del éxito de este artista escocés que es capaz de atraer hasta los más jóvenes, aunque él piensa que su secreto consiste en "seguir evolucionando en lo que se ofrece sobre el escenario", además de que dice creer que sigue "cantando bastante bien".

Del Rod Stewart que en los 60 comenzó tocando en la calle y después con distintas bandas, asegura que queda todo, con la única diferencia que de aquéllas sus conciertos duraban "45 minutos o como mucho una hora" y ahora está "más de dos horas sobre el escenario, porque hay más canciones".

Este esfuerzo se vio recompensado en forma de Grammy en el año 2005, cuando ganó por primera vez y después de estar varias veces nominado el preciado gramófono dorado al mejor intérprete de pop.

"Ganar un Grammy está bien, pero tampoco hay que darle más importancia de la que tiene, porque hay gente que tiene cinco, seis o siete Grammy y no se les vuelve a oír nunca".

Sin embargo, parece que la fórmula de versionar a los clásicos sigue funcionando, por eso ya prepara un disco de "música country" en el que incluirá algunas de sus canciones favoritas de Hank Williams y Tommy Cash.

También deja la puerta abierta a otro álbum, en un futuro lejano, de versiones de las grandes canciones del soul, un proyecto que le seduce desde hace tiempo, pero para el que de momento no ha encontrado hueco.

Sobre el regreso al Stewart compositor y a la publicación de un nuevo álbum de temas inéditos, el cantante escocés se desmarca y asegura que, de momento, no tiene "especial interés" en seguir componiendo sus propios temas.

"La verdad que nunca me ha preocupado, ni presionado, tener que escribir canciones buenas y bonitas. No es algo que me imponga, sino es algo que me surge, a mí me gusta hacer lo que me viene de manera natural", y ahora lo que le viene es repasar todas esas canciones de otros artistas.

Stewart se siente cómodo versionando a otros, pero se muestra especialmente orgulloso y "muy halagado" cada vez que alguien versiona algunos de sus éxitos, "sobre todo" cuando cantan el "Do you think I'm sexy".

Su éxito en lo profesional coincide con una etapa en su vida en la que ha contraído matrimonio, ha vuelto a ser padre de nuevo. "No suelo hablar de mi vida privada, pero sí, soy muy afortunado", reconoce.