Viernes, 15 de Febrero de 2008

Un hombre abre fuego en una universidad de EEUU y se suicida tras matar a cinco personas

EFE ·15/02/2008 - 08:41h

EFE - Este es el cuarto incidente de este tipo ocurrido en un establecimiento educativo de Estados Unidos en una semana.

Un hombre abrió fuego en el salón de conferencias de la Universidad del Norte de Illinois (EE.UU.), mató a cinco personas e hirió a 17 antes de suicidarse, confirmó el rector del establecimiento, John Peters.

"Los muertos son cuatro mujeres y dos hombres", dijo en un breve comunicado el rector de la Universidad, John Peters.

"En total son 22 las víctimas, incluyendo el atacante. Cuatro fallecieron en el lugar y dos cuando eran atendidas" por los servicios médicos, dijo el rector.

El hombre mató a cuatro mujeres y a un hombre en un "rápido ataque" que provocó el terror entre los estudiantes que estaban en el salón, señaló Peters.

El hombre salió de atrás de una cortina en la clase de geología y abrió fuego contra los estudiantes, según relató Peters en una conferencia de prensa previa.

Por su parte, Donald Grady, jefe de la policía de la localidad de DeKalb, donde se encuentra la universidad, indicó que el hombre llevaba una escopeta y dos armas cortas.

Agregó que había sido estudiante de la institución, pero actualmente no estaba en los registros de la Universidad situada a unos 100 kilómetros al oeste de Chicago.

"Al parecer era estudiante en alguna otra parte", dijo Grady, quien indicó que de momento no se han determinado las razones del ataque.

En un primer momento el diario The Chicago Sun-Time publicó que la policía de la Universidad del Norte de Illinois había matado al hombre después de que empezó el tiroteo, pero después informó que el atacante se quitó la vida.

Katie Wagner, una estudiante de la universidad, dijo a la cadena de televisión CBS que en el salón de conferencias había unos 70 alumnos cuando el hombre, al que describió como blanco, alto y delgado, inició el tiroteo.

Dominique Broxton, otra estudiante, declaró al diario The Chicago Tribune que vio a dos de sus compañeros heridos cuando eran sacados del lugar en una ambulancia. "No los conozco, pero vi mucha sangre", aseguró.

El Hospital de la comunidad de Kishwaukee, cercano al lugar del tiroteo, informó que había recibido a 17 personas heridas en el incidente, tres de ellas en estado grave.

Muchas de las víctimas tenían heridas en la cabeza, señaló Theresa Comitas, portavoz del hospital, según informó CNN.

"Estamos investigando el origen de sus armas", dijo, por su parte, Thomas Ahern, portavoz de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego, un organismo federal.

Las autoridades universitarias cancelaron todas las actividades lectivas de la noche y ordenaron que sus 25.000 alumnos que no concurran hoy a clases.

Este es el cuarto incidente de este tipo ocurrido en un establecimiento educativo de Estados Unidos en una semana.

El viernes pasado una universitaria mató a dos compañeros antes de suicidarse en el Instituto Politécnico de Baton Rouge, en el estado de Luisiana.

El lunes un estudiante de 17 años hirió gravemente a un compañero durante una clase de gimnasia en un establecimiento secundario de Tennesse.