Jueves, 14 de Febrero de 2008

Se reabre la 'operación Puerto'

El objetivo del magistrado Arturo Beltrán es profundizar en los riesgos del dopaje sanguíneo

IGNACIO ROMO ·14/02/2008 - 22:32h

El juez Arturo Beltrán pasará a la historia de la lucha contra el dopaje. El magistrado de la Sección V de la Audiencia de Madrid es el presidente del tribunal que resolvió el pasado viernes la reapertura de la operación Puerto, la actuación más importante de la historia llevada a cabo contra el dopaje en todo el mundo.

Anteriormente, otro juez, Antonio Serrano, había decidido archivar la demanda presentada en un primer momento. El caso quedaba sobreseído y sin encausados. La sentencia del juez Serrano indicaba que, aunque no veía delito alguno, sí había existido dopaje en el piso de Eufemiano Fuentes. Resaltaba en su auto la falta de juego limpio en el deporte actual, aunque juzgó que no existía atentado contra la salud pública.

Los recursos de la Abogacía General del Estado, de la UCI, de la Agencia Mundial Antidopaje, de la Federación de ciclismo y de la Fiscalía han surtido efecto. La presión de organismos internacionales como el Comité Olímpico, que dejó muy clara su posición en la Conferencia Mundial de Madrid, también despertó el caso. La Audiencia de Madrid ha decidido estimar parcialmente los recursos debido a que considera que ‘la conservación y el tratamiento de sangre' sí puede constituir un atentado contra la salud. En este sentido, la Sección V ha resuelto, en palabras textuales, "avanzar en esta investigación con la ayuda del Instituto Nacional de Toxicología. Son los médicos Eufemiano Fuentes y Merino Batres y no los deportistas los que pueden ser encausados.

Renacimiento

La operación Puerto vuelve a nacer. La actuación de la Guardia Civil se saldó con una relación de 54 ciclistas afectados en los que se ha podido determinar la existencia de muestras extraídas para la práctica de dopaje sanguíneo. Esta reapertura puede significar que otros deportistas afectados (se ha apuntado la existencia de atletas, tenistas y futbolistas) aún puedan ser identificados.

La resolución de la Audiencia Provincial permite reabrir el proceso. El Instituto Nacional de Toxicología determinará ahora si existe peligro para la salud en la conservación de sangre, en muchos casos extraída después de la administración de EPO en los deportistas. En las neveras del piso bajo de la calle Zurbano 92 se apilaban hasta 200 bolsas de sangre y plasma pertenecientes a deportistas que tomaron parte en un fraude masivo que escandalizó al mundo entero pero que había quedado sin aclarar. El tribunal formado por los jueces Arturo Beltrán, Jesús Guijarro y Mari Paz Redondo permite arrojar de nuevo luz sobre el caso. Los papeles de la Operación Puerto vuelven al juzgado 31.