Jueves, 14 de Febrero de 2008

Mas augura el "principio del fin del tripartito" si el PSOE depende de CiU

EFE ·14/02/2008 - 22:31h

EFE - El líder del BNG, Anxo Quintana (d), conversa con el de CiU, Artur Mas, durante el acto organizado por Galeuscat hoy en Madrid.

El presidente de CiU, Artur Mas, ha vaticinado hoy que, si tras las elecciones del 9 de marzo el PSOE depende de los votos de la federación nacionalista, eso representará el "principio del fin del tripartito" en Cataluña.

Mas ha asistido excepcionalmente a la reunión de hoy del comité electoral de CiU para abordar cómo afrontan los próximos días de precampaña sin la presencia del cabeza de lista al Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, operado ayer de un tumor en el pulmón.

El secretario general de Convergència ha sido más explícito que nunca con respecto a los planes de CiU de cara a las elecciones del 9 de marzo, en la hipótesis de que sus votos sean decisivos para la formación de un nuevo Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero: "Vamos a exigirles a los socialistas, a los españoles y a los catalanes, un acuerdo explícito para que se respete la lista más votada".

Esa condición implicaría que, llegado el caso de que Zapatero necesitara los votos de CiU para ser investido presidente, el PSC tendría que asumir que en Cataluña se permitiese a la federación nacionalista, como primera fuerza en número de votos y escaños, estar en el gobierno.

"Si los socialistas dependen de CiU, nuestra fuerza va a suponer el inicio del final del tripartito en Cataluña", ha apostillado.

Aparentemente, el obstáculo para que se cumpla este guión podría ser el PSC y su primer secretario, José Montilla, ahora presidente de la Generalitat, pero, según Mas, incluso los socialistas catalanes entenderían la situación en caso de que el PSOE necesitara el apoyo de CiU en Madrid.

"Los primeros interesados en llevar a Zapatero a La Moncloa serán los socialistas catalanes. Y si no, que lo digan", ha indicado.

Según Mas, el gobierno tripartito de PSC, ERC e ICV-EUiA "podría continuar, si quisiera", haciendo caso omiso de las peticiones de CiU, pero en ese caso la federación nacionalista tampoco se vería impulsada a apoyar a Zapatero en Madrid.

Después de que Montilla, esta mañana, haya afirmado en Madrid que no va a subordinar la política catalana "a la lógica de la política española" y ha pedido no confundir "influencia con subordinación", Mas ha comentado: "Me imagino que los socialistas catalanes tienen ganas de que gobierne Zapatero, pero tienen que entender que, en democracia, hay que respetar la lista más votada. No pueden pasarse el resultado electoral por la entrepierna".

"La buena medicina de Zapatero, que se la apliquen aquí", ha dicho Mas al respecto de la dirección del PSC, en referencia al compromiso del presidente del Gobierno de no gobernar si no queda primero en las elecciones.

Además, considera que el PSC carece de "credibilidad" para poner "condiciones" para la formación de un futuro Gobierno del PSOE, dada la "falta de autonomía" de los socialistas catalanes en Madrid.

En este sentido, ha retado al PSC a aclarar si se plantea no votar a favor de una posible nueva investidura de Zapatero como presidente del Gobierno si no se satisfacen sus condiciones.