Jueves, 14 de Febrero de 2008

Diego Martín protagoniza la ópera prima de Manuel Caballo, "El último justo"

EFE ·14/02/2008 - 21:27h

EFE - El actor Diego Martín lee uno de los libros de poesía de su abuelo, el escritor, Francisco Javier Martín Abril (1908-1997) antes de participar en un acto con motivo del primer centenario del literato en el teatro Calderón en Valladolid.

El actor Diego Martín, conocido por su participación en series televisivas como "Policías" y "Aquí no hay quien viva", es el protagonista del filme "El último justo", un 'thriller' rodado en Méjico, que se estrena el 29 de febrero y con el que debuta en el largometraje el realizador Manuel Carballo.

Martín, que esta tarde ha protagonizado en Valladolid un recital de poesía en homenaje a su abuelo, el escritor y periodista Francisco Javier Martín Abril (1908-1997), ha compartido rodaje con Federico Luppi, Antonio Dechent, Goya Toledo y Pedro Armendáriz, entre otros actores.

Se trata de una película "con ingredientes religiosos y legendarios" a partir del mito conocido como "de los 36 hombres justos que sostienen y equilibran el mundo", uno de los cuales es Teo, el fotógrafo a quien da vida Diego Martín y que es perseguido por los integrantes de una secta milenaria.

"Hacía mucho tiempo que no tenía un papel alejado de la comedia", ha explicado el actor madrileño, quien posee una amplia experiencia cinematográfica en títulos como "Los Borgia" (2006), "Días de cine", "Mataharis" y "Un buen día lo tiene cualquiera", éstos tres estrenados a lo largo del año pasado.

Entre tanto, según ha explicado a los periodistas, afrontará en breve el rodaje de la segunda temporada de la serie "Hermanos y detectives" (Tele 5), y espera que le llegue "un texto teatral que me seduzca" para subir a un escenario después de la "nefasta experiencia" de hace dos años.

Fue con la obra "Rondó para dos hombres y dos mujeres", de Ignacio Amestoi, con la que apenas pudo trabajar un mes, razón por la cual espera el momento en que le llegue "algo que me apetezca, con un texto donde pueda zambullirme a fondo y una compañía en la que me sienta bien".

"El teatro, cuando todo marcha bien, es de lo más satisfactorio, pero cuando va mal uno desea perderlo de vista cuanto antes", ha reflexionado Diego Martín, de raíces vallisoletanas y que esta tarde ha declamado un conjunto de poemas de su abuelo, Francisco Javier Martín Abril, de quien el pasado enero se cumplió el primer centenario de su nacimiento.

En la selección de los textos ha primado "un doble campo: en primer lugar mi recuerdo personal y en segundo mi acercamiento a su figura como escritor", ha explicado respecto a su estreno como protagonista de un recital en público donde ha experimentado "una mezcla de emoción, satisfacción, de miedo y de responsabilidad".

El actor ha inaugurado así el VII Ciclo "El poeta y sus Voces" de la Asociación de Amigos del Teatro de Valladolid, a cuyo término el alcalde de la capital, Francisco Javier León de la Riva, le ha entregado una réplica a escala de la estatua del Conde Pero Ansúrez -fundador y primer repoblador de la ciudad- que preside la Plaza Mayor.

Los versos declamados han procedido de algunos de los libros más representativos de Martín Abril, caso de "Violetas mojadas" -que publicó en 1936 y con el que se dio a conocer como poeta-, de Humo" (1962), "Nostalgia en la meseta" (1964) y "Crónica desordenada" (1969), reeditados por la Diputación de Valladolid.

En 1941 obtuvo el Premio Mariano de Cavia por su artículo "Otoño en los jardines" y en 1961 el Premio Nacional de Periodismo por distintas colaboraciones firmadas.

Dentro de su faceta periodística, dirigió "Diario Regional" entre 1939 y 1952, y Radio Valladolid (EAJ-47) entre 1937 y 1962.