Jueves, 14 de Febrero de 2008

Las escuelas catalanas se paralizaron por la huelga de docentes

La protesta de Barcelona contó con 50.000 manifestantes

LÍDIA PENELO ·14/02/2008 - 20:09h

Aulas vacías y escuelas paralizadas. La huelga de maestros para reclamar la retirada del documento de bases de la futura Ley de Educación de Catalunya fue secundada por más del 90% de los centros de infantil y primaria y por el 70% de los de secundaria, según los sindicatos del sector y convocantes del paro. La Generalitat redujo estas cifras al 50%.

La afluencia de alumnos a los centros educativos fue ínfima. En la escuela de primaria Els Llorers de Barcelona sólo acudieron 15 alumnos de los 800 que están matriculados. A pesar de los servicios mínimos decretados por el Departament de Treball la mayoría de los padres recurrieron a los abuelos o a canguros.

Manifestación masiva

El punto álgido de la huelga del profesorado lo marcó la manifestación que obstaculizó la circulación por el centro de Barcelona. Más de 50.000 docentes y estudiantes se concentraron en la plaza de la Universitat y se desplazaron con ambiente festivo y reivindicativo hasta la plaza de Sant Jaume. En Lleida, Tarragona y Girona también se manifestaron miles de profesores y estudiantes.

Los sindicatos amenazaron con más movilizaciones si el documento de bases para la nueva ley de educación avanza en su redacción. A juicio de Ricardo Rodilla, afiliado de Ustec-Stes, el nuevo texto abre la puerta a la privatización de la enseñanza pública y puede empeorar las condiciones laborales de los docentes.

Para Esther Martínez, maestra del CEIP Misericòrdia de Canet de Mar, la huelga de ayer se convocó para mejorar la educación de los alumnos. "No nos movilizamos para ganar más dinero; necesitamos más recursos, libros gratuitos, programas de formación para profesores y de intercambio ", aclaró la profesora.

Por su parte, el responsable de Educación, Ernest
Maragall, admitió en rueda de prensa que la huelga fue "significativa" pero "en ningún caso masiva". Maragall aseguró que "se toma nota del malestar expresado con la huelga".

Al final de la jornada, los sindicatos convocantes (Aspepc-Sps, CCOO, CGT, UGT y Ustec-Stes) hicieron balance del seguimiento que tuvo la huelga. Todas las centrales coincidieron en calificarla de "éxito total" y aseguraron que tanto docentes como padres de alumnos salieron a la calle para mostrar su "rechazo" a un sistema educativo público con esquemas de empresa privada.

Servicios Mínimos

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya descartó la suspensión cautelar de los servicios mínimos decretados por la Generalitat en los centros catalanes. Ustec-Stes había presentado un recurso urgente para conseguirlo.