Jueves, 14 de Febrero de 2008

La secretaria de Estado de EE.UU. se reunirá con Pelosi para impulsar el TLC con Colombia

EFE ·14/02/2008 - 16:49h

EFE - La secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, y otros funcionarios de alto rango de Estados Unidos y Colombia han venido presionando por la ratificación del TLC.

La secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, tiene previsto reunirse con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, para destrabar las negociaciones para la votación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Colombia.

Así lo indicó a la prensa el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, el demócrata Charles Rangel, tras la aprobación de una extensión de diez meses de las preferencias arancelarias andinas.

"Quisiera dejar claro que me siento muy optimista de que las discusiones han alcanzado el nivel de seguridad nacional, porque tengo entendido que pronto habrá una reunión entre la secretaria Rice y la líder Pelosi", dijo Rangel.

Agregó que "todos los argumentos a favor del TLC con Colombia han estado relacionados con la seguridad nacional, y como congresista creo que eso debería tener alguna influencia, pero seguimos viéndolo como un proyecto de ley comercial".

No sería la primera vez que Rice se involucre de lleno en estas discusiones con el Congreso, pero el hecho de que ocurra ese encuentro con Pelosi demuestra la seriedad con que se está discutiendo un asunto tan delicado como el TLC, según Rangel.

Además, con esa reunión, "la gente dejará de hacerme preguntas a las que no tengo respuestas", bromeó.

Preguntado por Efe sobre qué condiciones o metas tiene que cumplir el Gobierno del presidente colombiano, Álvaro Uribe, para frenar la violencia contra sindicalistas y lograr la luz verde para el TLC, Rangel contestó: "no tengo la menor idea, porque yo no impongo exigencias a países soberanos".

La Oficina de la Representante de Comercio Exterior (USTR) está al tanto de las quejas y preocupaciones de la oposición demócrata respecto al TLC con Colombia, observó.

De esta forma, Rangel reiteró que el panorama no pinta bien en estos momentos porque el Gobierno de Bush aún no tiene los votos mínimos necesarios para someter a votación el TLC con Colombia.

El legislador evadió especular sobre cuándo podría ocurrir esa votación, tomando en cuenta la apretada agenda legislativa y los vaivenes en este año electoral.

El Departamento de Estado aún no ha confirmado, ni negado, la reunión de Rice con Pelosi pero, de concretarse, sería el primer cara a cara de ambas.

Pelosi ha insistido en que los demócratas no apoyan la ratificación del TLC en estos momentos debido a la situación de derechos humanos y laborales en Colombia.

Tanto Rice como otros funcionarios de alto rango de Estados Unidos y Colombia han venido presionando por la ratificación del pacto comercial, subrayando, sobre todo, que es un asunto de seguridad nacional para este país.

Colombia es un fuerte aliado de EE.UU. en la lucha global contra el terrorismo y es, además, el tercer receptor de ayuda estadounidense.

El programa de preferencias arancelarias andinas, conocido por su sigla ATPDEA, permite la importación libre de aranceles de miles de productos andinos, como premio del Gobierno de Washington a los esfuerzos en la lucha antinarcóticos de Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia.

La extensión actual de la ATPDEA vence el próximo 29 de febrero.

Para convertirse en ley, la extensión de diez meses de las preferencias arancelarias andinas aprobada hoy por el Comité de Medios y Arbitrios también tiene que ser aprobada en el pleno de ambas cámaras del Congreso.

Se prevé que la medida pase al pleno de la Cámara de Representantes, y después al Senado, la semana del 25 de febrero, según la oficina de Rangel.