Jueves, 14 de Febrero de 2008

Bruselas tumba la 'Ley Rato'

ANTONIO M. VÉLEZ ·14/02/2008 - 20:19h

El Tribunal de la Unión Europea (UE) declaró ayer ilegal la llamada Ley Rato, una norma diseñada en 1999 por el entonces ministro de Economía, Rodrigo Rato, que todavía hoy permite al Gobierno limitar al 3% los derechos de voto de empresas públicas extranjeras que participen en el sector energético español, aunque tengan más acciones. Bruselas cree que la norma vulnera la libre circulación de capitales.

La decisión no puede recurrirse. El Gobierno no tiene intención de hacerlo. Tampoco protestará por la sentencia, que declara ilegal una norma que el ministro de Economía, Pedro Solbes, siempre ha criticado y nunca ha aplicado.

La decisión del Tribunal de la UE tiene relevancia dado el renovado interés de EdF por España. Gobierne quien gobierne a partir del 9 de marzo (la presumible irrupción de la francesa no llegará, previsiblemente, hasta después de las elecciones), tendrá un instrumento menos para, en su caso, frenar la operación.

El único ente capaz de hacerlo es la Comisión Nacional de la Energía (CNE), aunque Bruselas no ve con buenos ojos las funciones con las que dotó el Gobierno a este regulador para frenar el intento de E.ON de comprar Endesa.

Iberdrola ha pedido a la CNE que revoque los permisos concedidos a ACS para comprar hasta el 24,9% de la eléctrica (tiene el 12,4%, entre acciones directas y derivados) y que limite al 3% sus derechos políticos, por su presencia simultánea en Unión Fenosa. En el sector se cree que la petición encallará ya que, de momento, ni EdF ni ACS han movido ficha, más allá de los contactos confirmados por ambas partes.

La aplicación de la Ley Rato a EdF habría sido difícilmente defendible ahora, tras el visto bueno dado el año pasado a la entrada de Enel (que también es pública) en Endesa. Con las Cortes disueltas, la norma no puede derogarse ahora.

Pese a que el Gobierno se esperaba la decisión de Bruselas, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, advirtió ayer de las “contradicciones de base” de la política energética de la UE, que permite compras transfronterizas a grupos cuyo capital está blindado por ser público.

España es, con Reino Unido, el único país de la UE cuyas eléctricas son completamente privadas. Pero, como recordó ayer Solbes, en España
los precios de la electricidad los sigue fijando el Estado. “Nuestro modelo es una cosa muy rara. No es ni carne ni pescado”, resumió el ministro en el Fórum Europa.

Desde el PP, se incide en la queja sobre la ausencia de reciprocidad que también subrayan fuentes próximas al Gobierno. El secretario popular de Economía y Empleo, Miguel Arias Cañete, pidió ayer a Bruselas que impulse la privatización de los grandes operadores energéticos para garantizar la “transparencia y simetría” del mercado. Para Cañete, la Ley Rato “tenía todo su sentido”.

Lo mismo debe de pensar Manuel Pizarro, número dos del PP, que ayer no se pronunció pero que, cuando presidía Endesa, pidió al Gobierno que la aplicara para frenar a Enel.

Más apuestas

Mientras, el mercado sigue apostando por la irrupción de EdF, que, visto el precedente de E.ON (llegó sin avisar), dice que sólo entrará en España con el permiso del Gobierno. La última quiniela apuesta por que ACS (accionista hostil de Iberdrola y previsible socio de la francesa) venderá su 45,3% en Unión Fenosa a EdF y dedicará el dinero obtenido a reforzarse en Iberdrola.

La constructora descabalgaría así al actual presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, abiertamente enfrentado a Florentino Pérez. Éste se ahorraría el rechazo de los nacionalistas vascos (potenciales aliados del futuro Gobierno) al troceo de
Iberdrola.

SACADUDAS: La norma del PP contra la francesa

año 2000: defensa de hc. El PP aprobó la norma que ahora ha condenado Bruselas para frenar, sobre todo, a Electricité de France (EdF). La ‘Ley Rato’ sólo se aplicó en 2001, cuando el Gobierno de Aznar bloqueó los derechos de Energias de Portugal (EDP) y de la francesa, que habían comprado la asturiana Hidrocantábrico (HC), cuarta eléctrica española.
año 2003: visto bueno a edp. Después de que EDF vendiera su participación a EDP, el Gobierno del PP restituyó los derechos políticos de la portuguesa en HC, por la disposición lusa a lanzar el mercado ibérico de electricidad y tras un cruce de participaciones entre Iberdrola y EDP.

Noticias Relacionadas