Lunes, 8 de Octubre de 2007

Al menos 95 muertos este año en Delhi por atropellos de los "autobuses asesinos"

El último accidente tuvo lugar ayer, cuando uno de los vehículos de la línea 'Blueline' mató a siete personas que esperaba en la acera

EFE ·08/10/2007 - 13:08h

EFE - Al menos 95 personas han muerto en lo que va de año en Nueva Delhi atropellados por los autocares de una línea de transporte urbano conocida como la red de los "autobuses asesinos". EFE

Al menos 95 personas han muerto en lo que va de año en Nueva Delhi atropellados por los autocares de una controvertida línea de transporte urbano, conocida ya como la red de los "autobuses asesinos", informaron hoy por medios locales.

El último accidente tuvo lugar este domingo, cuando uno de los vehículos de la línea "Blueline" se llevó por delante a un grupo de personas que esperaba en la acera y mató a siete de ellas, además de causar heridas a otras nueve.

El suceso actuó como un chispazo entre la multitud que, airada, apaleó al conductor, que tuvo que ser hospitalizado, antes de intentar quemar el autobús y dirigirse a varias comisarías de la zona para apedrearlas.

La línea privada "Blueline" es conocida en la capital india por el comportamiento negligente de sus conductores, normalmente mal pagados y sin cualificar.

Además, los dueños de estos vehículos presionan a los chóferes para que cubran las rutas en el menor tiempo posible y con el mayor número de pasajeros, para aumentar sus ganancias sin tener en cuenta la seguridad ni la comodidad de los clientes.

Hace unos meses, las autoridades de Nueva Delhi llegaron a prohibir durante varios días la circulación de los vehículos para hacer exámenes a sus conductores y comprobar si estaban capacitados para llevar los autobuses.

Sin embargo, tras estos controles -que provocaron las protestas de miles de ciudadanos que se quedaron sin medio de transporte- la línea retomó sus actividades sin que se redujera el número de accidentes.

El asunto ha llegado hasta el Tribunal Superior de Nueva Delhi, que hoy instó a las autoridades municipales a tomar nuevas medidas para controlar el problema, informó la agencia IANS.

"La situación ya no puede ser peor", advirtieron los jueces de la Corte Superior a los representantes legales de "Blueline" y del Ayuntamiento de Delhi.