Jueves, 14 de Febrero de 2008

Las FARC no quieren a España ni a la Iglesia Católica como mediadores en la liberación de rehenes

EFE ·14/02/2008 - 17:44h

EFE - El presidente de Colombia, Alvaro Uribe (i), dialogó ayer con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

La guerrilla colombiana de las FARC no quiere la participación de España ni de la Iglesia Católica como mediadores en la búsqueda de un intercambio de rehenes por rebeldes presos, señaló el portavoz internacional del grupo, "Raúl Reyes", en una entrevista difundida hoy.

"El Gobierno español y la Iglesia Católica de Colombia, al tomar partido a favor del Gobierno de la 'parapolítica' de (Álvaro) Uribe se autoexcluyeron como posibles mediadores", declaró "Raúl Reyes", alias de Luis Eduardo Devia.

El jefe rebelde descartó esa participación en respuesta por internet a la agencia cubana Prensa Latina (PL), que reproduce hoy la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol) en la red y que suele distribuir comunicados y proclamas de las FARC.

Francia, España y Suiza ofrecían sus buenos oficios para un acuerdo que permita canjear a 44 políticos, soldados, policías y estadounidenses secuestrados por las FARC por medio millar de rebeldes encarcelados.

Esa gestión estaba en receso desde el año pasado, pero el 19 de enero Uribe anunció su reactivación en una visita a dichas naciones.

En la misma entrevista con PL, el portavoz internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) acoge la propuesta del presidente venezolano, Hugo Chávez, para que le sea reconocido el estatus de beligerancia a su organización.

Asimismo, considera que es el mejor aporte político conocido hasta hoy para beneficio del acuerdo humanitario y de la búsqueda de la paz entre los colombianos.

"La Comunidad Internacional o al menos los pueblos y gobiernos antiimperialistas, socialistas y progresistas de la región debieran atender con entusiasmo el llamado del jefe del gobierno bolivariano de la hermana República de Venezuela", dijo Reyes a PL.

Insistió en el retiro de tropas por 45 días de los municipios colombianos de Florida y Pradera (suroeste) para entablar las negociaciones del intercambio humanitario que deben concluir con la puesta en libertad de 44 secuestrados canjeables por medio millar de sus guerrilleros presos.

Por otra parte, Reyes señaló que las FARC "siguen su proceso normal de crecimiento, en hombres, armas y simpatía popular", y acuso al Gobierno de Uribe de fomentar falsos informes y rumores sobre una presunta enfermedad del jefe máximo y fundador de esa guerrilla, "Manuel Marulanda Vélez", cuyo verdadero nombre es Pedro Antonio Marín, más conocido como "Tirofijo".

Nuestro jefe "goza de buena salud", dijo, y atacó a algunos medios de prensa de prestarse "al servicio de los yanquis y las oligarquías" y citó entre otros a los diarios El Tiempo de Bogotá y El País de Madrid, así como a las cadenas Caracol y RCN.