Jueves, 14 de Febrero de 2008

El PIB creció 3,8% en 2007 marcado por desaceleración de la demanda interna

EFE ·14/02/2008 - 09:57h

EFE - Un mercado de Vitoria.

La economía española creció el 3,8 por ciento en 2007, una décima menos que en 2006, debido a la desaceleración de la demanda nacional.

Así se refleja en los datos avanzados de Contabilidad Nacional difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que, el próximo día 20, detallará la composición del crecimiento económico del pasado ejercicio.

Según el INE, en el cuarto trimestre de 2007, la economía española atenuó tres décimas su ritmo de avance, hasta el 3,5 por ciento, debido a la desaceleración de la demanda nacional que solo fue parcialmente compensada por una aportación menos negativa del sector exterior.

No obstante, la evolución trimestral del PIB fue del 0,8 por ciento, una décima más que la registrada entre julio y septiembre.

Tras conocer estos datos el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reconoció la existencia de una incertidumbre económica mundial, pero aseguró que, ante ella, la economía española "no tiene ningún problema de endeudamiento, ni de financiación y dispone de un sector público dispuesto a animar la economía".

Además, aseguró que el actual repunte del paro centrado fundamentalmente en el sector de la construcción es "perfectamente reabsorbible por otros sectores" y que la economía española tiene capacidad para crear entre 200.000 y 300.000 empleos al año.

También el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, aseguró que la "fase de desaceleración" en la que está inmersa la economía española "será corta" y que "las dificultades económicas y sociales" que pueda producir "serán menores" gracias a que se han mejorado las bases y los fundamentos de la economía, opinión con la que coincidió el titular de Industria, Joan Clos.

Solbes aseguró que la economía española va a seguir registrando "crecimientos altos" si "hacemos las cosas más o menos bien", porque el potencial de crecimiento está ya, en su opinión, "más cerca del 3,5 que del 3 por ciento".

Además, recordó que la economía ha registrado un crecimiento total del 15 por ciento en esta legislatura, en la que además la renta per cápita de los españoles ha subido ocho puntos porcentuales con respecto a la media europea.

A falta de conocer el dato definitivo, la economía española creció el 4,1 por ciento en el primer trimestre de 2007, el 4 por ciento en el segundo, el 3,8 por ciento en el tercero y el 3,5 por ciento en el cuarto, porcentajes que permiten cumplir el objetivo marcado por el Gobierno para el conjunto del año fijado en el 3,8 por ciento.

El dato avanzado hoy por el INE coincide con la previsión hecha por el Banco de España el pasado 30 de enero en su último boletín.

También para el organismo regulador, el menor aumento del PIB el pasado año respecto a 2006, cuando la economía creció el 3,9 por ciento, se debió a la pérdida de dinamismo de la demanda interna.

Añadió que la economía española cuenta con "suficientes" resortes para afrontar la previsible desaceleración de los próximos trimestres, y para que ésta se produzca de forma gradual.

La demanda interna habría crecido, según sus cálculos, el 4,3 por ciento en 2007, cinco décimas menos que un año antes, mientras que la aportación negativa del sector exterior habría mejorado cinco décimas para restar 0,7 puntos al crecimiento del PIB.

Así, consideró que en 2007 se intensificó el reequilibrio de la composición del crecimiento de la economía española, con una corrección "significativa" de la contribución de la demanda exterior y una recomposición del gasto interno hacia la inversión productiva.

En cualquier caso, advirtió de que estas perspectivas tienen una mayor incertidumbre que en el pasado, debido al alcance y a la duración de las turbulencias financieras mundiales.

Desde la oposición, el secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, centró hoy sus críticas en el Instituto Nacional de Estadística (INE), organismo al que pidió "prudencia" al publicar datos en periodo electoral.

Consideró que para el INE va a ser "muy complicado detallar cómo es compatible" el dato del crecimiento intertrimestral de la economía española, que en el cuarto trimestre de 2007 aumentó una décima, con la desaceleración económica.