Jueves, 14 de Febrero de 2008

La economía francesa se ralentizó en 2007 al crecer el 1,9%,tras el 2,2% en 2006

EFE ·14/02/2008 - 12:17h

EFE - El presidente francés, Nicolás Sarkozy.

La economía francesa ralentizó su crecimiento el pasado año, con un 1,9 por ciento, después del 2,2 por ciento registrado en 2006, según los primeros resultados que presentó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE).

La ralentización fue particularmente marcada en el cuarto trimestre, cuando el Producto Interior Bruto (PIB) se incrementó sólo un 0,3%, frente al 0,8% que había subido en el tercero, una evolución que se explicó por la moderación del consumo, precisó el INSEE en un comunicado.

Los gastos de consumo de los particulares aumentaron el 0,4% en ese trimestre, después de hacerlo un 0,8% en el precedente, y contribuyeron con dos décimas al aumento del PIB trimestral.

En el conjunto de 2007, el consumo avanzó el 2,1 por ciento, frente al 2,3 por ciento que registró en el ejercicio precedente, y contribuyó con 1,2 puntos a la progresión del PIB.

Otro elemento significativo de la evolución económica el pasado año fue la ralentización de la expansión de las exportaciones (+2,7% después del +3,6%) y de las importaciones (+6,3% tras +7,1%). Finalmente, el comercio exterior restó tres décimas de PIB.

La producción de bienes se aceleró ligeramente, pero se mantuvo en niveles modestos: +1,3% en 2007 después del +1,1% en 2006.

La construcción moderó su expansión, al pasar del 3,9% en 2006 al 3,6% el pasado año.

El Gobierno francés, que durante mucho tiempo había previsto una progresión del PIB en 2007 de al menos el 2,25%, había enfriado en las últimas semanas sus expectativas, y decía que esperaba en torno al 2%, sin descartar que no se llegara a esa cifra.

Para este año, y pese a las advertencias del enfriamiento económico, el Ejecutivo había seguido manteniendo su objetivo de un crecimiento entre el 2 y el 2,5%, aunque la ministra de Economía, Christine Lagarde, había matizado esa horquilla al mostrarse convencida de que la cifra final en 2008 estaría "en torno al 2%".

Hoy Lagarde señaló que el aumento del PIB sólo en un 0,3% en el cuarto trimestre se debe a una reducción de existencias por parte de las empresas, que redujo el crecimiento en cuatro décimas, e insistió en que ese movimiento, "que es por naturaleza transitorio", no debería prolongarse en 2008.