Jueves, 14 de Febrero de 2008

Líbano conmemora la muerte de Hariri

Tres años después de su asesinato, el país está sumido en el caos. La caída del número uno de Hizbolá hace temer una respuesta del movimiento

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·14/02/2008 - 13:27h

Manifestantes en Beirut portan pancartas contra Siria, acusada de asesinar al líder Hariri. AFP

Miles de libaneses desafían desde primera hora de hoy la intensa lluvia que cae sobre Beirut y han comenzado a llegar a la céntrica Plaza de los Mártires para celebrar el tercer aniversario de la muerte en un atentado del ex primer ministro Rafic Hariri. Los manifestantes llevan banderas libanesas, grandes fotografías de Hariri y de los líderes de la mayoría parlamentaria antisiria, además de carteles con eslóganes.

En las carreteras que conducen a la capital libanesa, las televisiones muestran caravanas de vehículos que provienen de diferentes partes del país. Cientos de personas pasaron la noche en Beirut para poder participar hoy en la convocatoria, que estará custodiada por unos 10.000 soldados y agentes de policía, desplegados también en los tejados de los edificios colindantes.

Alambradas de espinos separan el lugar de la concentración del campamento que el grupo opositor Hizbulá mantiene desde noviembre de 2006 en el centro de la capital para protestar contra el Gobierno. Además se ha prohibido la circulación de camiones en la capital y el estacionamiento de vehículos en el centro, para prevenir un atentado.

El asesinato del caos

Entre las pancartas que portan los manifestantes se pueden leer mensajes como: "Permaneceremos fieles a la memoria de Rafic Hariri", "No podrán tener nuestro Líbano", "Elección presidencial ahora" o "Los mártires son nuestros mártires, la Plaza es nuestra plaza". 

Mientras, en los barrios del sur de Beirut también han comenzado los preparativos para el funeral por Imad Mugnaniye, el jefe militar de Hizbulá, muerto el martes por la noche en un atentado con coche-omba en Damasco.

Pese a que las exequias tendrán lugar a las 14.30 hora local (12.30 GMT) la Policía ya ha cerrado varias calles en el sur de la capital para facilitar el acceso a los participantes en la ceremonia.

Hariri murió en 2005 en un atentado con un coche-bomba en Beirut, que causó además 22 muertos, entre ellos el diputado y ex ministro Basel Fleijan. Líbano se encuentra sumido en el caos político casi dos años después de que Israel bombardeara el país. El Parlamento sigue sin presidente, y se teme una reacción de Hizbolá después de que fuera asesinado el pasado martes uno de los mayores líderes del movimiento, Imad Mugniyeh.


Noticias Relacionadas