Lunes, 8 de Octubre de 2007

Sinaí recupera la calma tras las protestas que se saldan con 22 detenidos

EFE ·08/10/2007 - 12:19h

EFE - Imagen de un coche quemado cerca de la oficina del Gobernador tras disturbios provocados por los residentes de la ciudad costera de El Arish en la península del Sinaí, Egipto. EFE

Al menos 22 beduinos fueron detenidos durante las protestas beduinas en la ciudad de Arish, al norte de la península del Sinaí, que hoy recuperó la calma tras los disturbios de los últimos dos días que concluyeron con tres heridos, informaron fuentes del Ministerio egipcio de Interior.

Según las fuentes, durante los altercados también resultó incendiada la sede del Partido Nacional Democrático del presidente egipcio, Hosni Mubarak, a pesar de que las autoridades del Sinaí reforzaron ayer la dotación policial en torno a los edificios públicos de la ciudad de Arish.

Las protestas se iniciaron el sábado pasado cuando beduinos de la tribu de Al Tarabín dispararon, por motivos desconocidos, contra miembros del clan de Al Fawajiriya y causaron tres heridos.

El ataque desencadenó una manifestación en la que participaron alrededor de 5.000 beduinos de la tribu atacada, que derivó en violentos disturbios.

Altos cargos del Ministerio de Interior han decidido establecer un consejo integrado por diez miembros de las tribus rivales -cinco de Al Tarabín y cinco de Al Fawajiriya- para negociar una reconciliación entre los dos clanes, según las fuentes.

Los beduinos del Sinaí, en el noreste de Egipto, se quejan de discriminación por parte por las autoridades -que supuestamente los relegan en provecho de egipcios emigrados de otras provincias- y han organizado anteriormente varias manifestaciones para denunciar las repetidas detenciones a miembros de sus clanes.