Jueves, 14 de Febrero de 2008

Straw dice que no hay acuerdo sobre la entrega a Libia del autor del atentado de Lockerbie

EFE ·14/02/2008 - 13:11h

EFE - El ministro de Justicia británico, Jack Straw (i), dialoga con el vicepresidente de la Comisión Europea, Franco Frattini, antes de la reunión del Consejo de ministros de Justicia y Asuntos de Interior de la Unión Europea celebrado en la sede de la Unión Europea en Bruselas, Bélgica, el pasado mes de noviembre.

El ministro británico de Justicia, Jack Straw, insistió hoy en que no hay un acuerdo con Libia sobre la posible repatriación del único condenado por el atentado de Lockerbie (Escocia) en 1988, el libio Abdel Baset Al-Megrahi.

En una carta enviada hoy al diario escocés "The Herald", Straw dijo que serán los ministros del Gobierno escocés los que decidan el retorno o no a Libia de Al-Megrahi, condenado en el año 2001 a cadena perpetua por el atentado contra un avión de Pan Am, que explotó en el aire sobre la localidad de Lockerbie.

El ministro principal de Escocia, Alex Salmond, manifestó el año pasado la oposición del Gobierno autónomo escocés a cualquier acuerdo que facilite la repatriación del acusado.

Pero en la misiva publicada hoy, Straw puntualiza que "no se ha alcanzado un acuerdo con Libia para la entrega de Al-Megrahi".

"La decisión de que un preso detenido en una prisión escocesa sea llevado a otro país es una cuestión de los ministros escoceses, no del Gobierno del Reino Unido", señaló el titular de Justicia.

El año pasado el autónomo escocés manifestó su malestar por la decisión del ex primer ministro británico Tony Blair de firmar un memorando de entendimiento que contemplaba el intercambio de presos.

Pero el Gobierno británico dejó claro en su momento que en ese documento no estaba incluido el caso de Al-Megrahi.

El memorando fue firmado por Blair y el presidente libio, Muamar Al Gadafi, en una reunión celebrada en Libia el 29 de mayo de 2007.

"Nuestra relación con Libia ha sido difícil en el pasado. Comparto la profunda repugnancia de la gente del Reino Unido por lo que pasó en Lockerbie, y la participación de Libia", añadió Straw.

Pero subrayó que Libia ha dado "pasos significativos" para renunciar al terrorismo y desmantelar los programas de armamento.

"Es crucial -agregó- que construyamos sobre esto y ayudemos a Libia a volver a participar en la comunidad internacional".

Al-Megrahi fue condenado tras un largo juicio celebrado en Holanda bajo jurisdicción de las leyes escocesas, pero, según la legislación británica, no cumplirá más de 27 años de prisión.