Jueves, 14 de Febrero de 2008

Invasión alienígena en Cibeles de la mano de José Miró

EFE ·14/02/2008 - 12:59h

EFE - Detalle de jersey con amplio volúmen, adornado al cuello con colas de zorro, diseño de la colección de José Miró para la temporada Otoño-Invierno 2008-09, basada en la estética de seres de forma humanoide provenientes del espacio, presentada hoy en la cuarenta y siete edición de la Pasarela Cibeles que se celebra en el recinto ferial de IFEMA.

Cowboys del espacio, androides y alienígenas invadieron hoy la Pasarela Cibeles para mostrar los últimos diseños de José Miró con prendas que toman como base el tejano y nuevos tejidos surgidos de la investigación del taller del diseñador mallorquín.

Con una espectacular puesta en escena, Miró envió a Cibeles para presentar su nueva colección otoño-invierno a un primer grupo de reconocimiento -space cowboys- enfundado en prendas con multitud de texturas muy definidas, en colores terrosos de la gama de los beige, marrón, azul, caqui, verde y degradados piedra.

Los estrechos jerseys de lana del mallorquín se complementan con plumas en los cuellos y las mangas, los ponchos de punto de gran calada con flecos y remaches en piel, el tul de las ceñidas camisetas y el punto de seda para las blusas, en las que predominan las transparencias que dejan el torso al descubierto.

Todo ello complementado siempre con vaqueros pitillo, ya sean lisos o estampados, y en alguna sana excepción por pantalones-capa que atrapan las piernas y hacen difícil caminar.

En una segunda fase, seres de forma humanoide llegan del espacio, en formación, uniformados en azul con destellos luminosos, estructuras metálicas y formas tubulares, con jerseys-escafandras a modo de astronauta, caretas tipo spiderman, antenas para conectar con los terrícolas y un toque futurista.

Las camisetas, con apliques a imitación de electrodos y pezones artificiales, dejan al descubierto la silueta, y los jeans se transforman para buscar la gama del blanco y el azul, más propia de la galaxia de la que llegan.

Según indicó a Efe José Miró antes del desfile, su nueva colección tiene una evolución desde la moda occidental a la oriental, al estilo japonés, y se transforma en una estética "visceral y explosiva" con amplios volúmenes que dan a la mujer un aspecto alienígena con toques animales gracias a la profusión de pieles, plumas y estampados leopardo.