Jueves, 14 de Febrero de 2008

Pekín niega el supuesto espionaje y acusa a Washington de seguir en la Guerra Fría

EFE ·14/02/2008 - 13:21h

EFE - Soldados del Ejército Popular de Liberación (PLA) de China pasan junto a un misil expuesto durante la ceremonia de inauguración de una Exhibición de Defensa Nacional en el Museo Militar de Pekín, China, el pasado mes de julio.

Pekín reaccionó hoy a la detención el pasado lunes de cuatro personas acusadas de espiar para China, al asegurar que tales acusaciones "no tienen ningún fundamento" y que Washington "mantiene una mentalidad propia de la Guerra Fría".

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Liu Jianchao afirmó que recientemente "varios países han hecho completas invenciones para acusar a China", por lo que pidió que "se ponga fin a estas escenificaciones".

Liu señaló que EEUU debe abandonar esas actitudes propias del pasado, y "hacer más para contribuir a la confianza mutua y la amistad de los dos pueblos".

También señaló el citado portavoz que la actitud actual de Washington "no ayuda a las relaciones bilaterales".

China tardó tres días en reaccionar a las detenciones porque éstas se produjeron cuando el país asiático, prácticamente paralizado, celebraba las festividades del Año Nuevo lunar.

Un antiguo ingeniero de Boeing y otras tres personas fueron arrestadas el pasado 11 de enero en Estados Unidos, acusadas de robar secretos militares e industriales para China, en dos casos independientes.

La información supuestamente robada por uno de ellos, el antiguo ingeniero de Boeing (Dongfang 'Greg' Chung, de 72 años), está relacionada con varios programas espaciales.

Los otros tres arrestados fueron Tai Shen Kuo, de 58 años; Yu Xin Kang, de 33, y Gregg William Bergersen, de 51, acusados de conspiración.

Las detenciones se produjeron apenas dos semanas después de que el director de la Oficina Federal de Investigación estadounidense (FBI), Robert Mueller, viajara a Pekín para aumentar la cooperación bilateral en investigación e inteligencia.