Jueves, 14 de Febrero de 2008

El Gobierno Vasco dice que la convocatoria de huelga no ha tenido un seguimiento significativo

EFE ·14/02/2008 - 09:30h

EFE - Un bombero utiliza una radial para liberar a uno de los jóvenes que se han encadenado a bidones rellenos con cemento en Bilbao y que han cortado el tráfico en diversas zonas con motivo de la jornada de huelga convocada por la izquierda abertzale.

El consejero de Empleo y Justicia del Gobierno Vasco, Joseba Azkarraga, ha asegurado que la jornada de huelga convocada por Batasuna "no ha tenido un seguimiento significativo" hasta el momento, en los principales centros de trabajo y empresas.

En comparecencia ante los medios, Azkarraga ha señalado que oficialmente su departamento, como máxima autoridad laboral, no ha recibido la comunicación de la convocatoria del paro de protesta para hoy y, por tanto, "a efectos oficiales, esta huelga general no existe".

Así, ha advertido de la dificultad de recabar datos sobre el desarrollo de esta jornada pero, sobre la información llegada hasta estas horas, la huelga en los grandes centros de producción y empresas de la Comunidad Autónoma "no está teniendo un seguimiento significativo".

Sin embargo, el consejero ha manifestado su impresión de que "posiblemente sí tendrá su seguimiento en pequeños comercios y establecimientos hosteleros como bares", que cerraran "no por voluntad propia, sino que se verán obligados" a bajar la persiana por la presión de los piquetes.

En concreto, ha detallado que a primera hora de la mañana "los denominados piquetes informativos han actuado paralizando algún tipo de transporte público" como el metro, con el objetivo de impedir el acceso de los trabajadores a su puesto.

Además, el consejero ha pedido a las organizaciones sindicales que reflexionen sobre el uso de una "herramienta" propia del ámbito de la lucha sindical para reivindicar fines políticos.

A su juicio, "no se puede utilizar una herramienta tan importante como la convocatoria de una huelga general, tan importante en la lucha por los derechos de los trabajadores", para defender demandas "absolutamente políticas".