Jueves, 14 de Febrero de 2008

Esperanza Aguirre: "España no se rompe"

La presidenta de la Comunidad de Madrid insiste en no pedir disculpas por el 'caso Leganés' y reconoce que "Zapatero es muy simpático" pese a que "debe ser relegado por sus desastres"

LUIS REPISO / GUILLERMO RODRÍGUEZ ·14/02/2008 - 08:12h

Esperanza Aguirre, en un momento de la entrevista. EFE

Uno de los mantras repetidos hasta la saciedad por el Partido Popular durante esta legislatura ha sido el de "España se rompe". Ahora, en plena precampaña electoral, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha reconocido que esa frase es falsa: "No, España no se rompe", ha confesado en una entrevista en la cadena Ser en la que, a la hora de valorar algo que haya hecho bien el Ejecutivo durante los últimos cuatro años, se ha limitado a señalar que "Zapatero es muy simpático".

Queda aclarado, por tanto, que "España no se rompe" pese a que "vamos en un camino que no es positivo". "Mire el referéndum de secesión del lehendakari. Un presidente del Gobierno que piensa que el concepto de nación es discutible no se lo merece España, que se merece a Mariano Rajoy", ha agregado.

De Leganés a Gallardón

Entrevistar a Esperanza Aguirre implica no eludir determinadas cuestiones, como el 'caso Leganés' o su enfrentamiento soterrado (o no tanto) con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón. Respecto a la primera cuestión, la lideresa ha defendido que "la consejería de Sanidad ha actuado de forma impecable". "Hicieron un informe que coincidía con otro en el que se subrayaba que había mala praxis en el Severo Ochoa. Hubo un sobreseimiento provisional. Al final no se pudo demostrar que hubo mala praxis, por lo que hubo que quitar esa expresión", ha recordado para sostener una obviedad: "Lo importante es que nuestros seres queridos puedan morir dignamente".

Sus críticas al equipo de doctor Montes no evita que Aguirre no comparta "en absoluto" las críticas que han comparado las actuaciones en el hospital del Leganés con el genocidio nazi.

"Gallardón me dijo en el ascensor que iba a dejar la política"

En relación con la crisis abierta con Gallardón, Aguirre ha confesado que no  habló con Aznar para ir en las listas y que, al salir de la reunión con Mariano Rajoy en la que éste les anunció que no les incluiría en las listas electorales, "Gallardón me dijo en el ascensor que iba a dejar la política". "Además, yo lo que planteo es que para ayudar a Rajoy a ir a la Moncloa estamos todos. Yo dije que no hacía falta estar en la lista para ayudarle. No obstante, se impuso el criterio a lo largo de las navidades de que había que estar en las listas, y entonces yo muestro mi disposición. Zapatero debe ser relegado por sus desastres, me ofrezco", ha indicado.

Debates y la "tensión de Zapatero"

Metida directamente en cuestiones de precampaña, Aguirre se ha aferrado a los datos que arrojan las últimas encuestas "de empate técnico" para expresar su confianza en que el PP ganarás las elecciones del 9-M. Un punto clave será si, finalmente, se celebran o no debates electorales. En este sentido la presidenta de la Comunidad de Madrid está convencida de que se celebrarán los 'cara a cara' y, de hecho, le parece "absurdo" discutir qué cadenas emitirán los debates. "Lo que hace falta es que haya debate", ha zanjado.

"A Zapatero le han pillado con el carrito del helado, y como ya se sabe que a Zapatero le conviene tensar la situación... "

Como era previsible, Aguirre también ha aludido de forma reiterada a la conversación de Zapatero al periodista Iñaki Gabilondo en la que le confesó que "las encuestas van bien, sin problemas... lo que pasa es que nos conviene que haya tensión". "A Zapatero le han pillado con el carrito del helado, y como ya se sabe que a Zapatero le conviene tensar la situación... Y tensa está, porque todavía tengo la imagen de María San Gil en Santiago agredida por unos energúmenos. Le dijeron ojalá que te mate ETA. Es intolerable que existan estos energúmenos. Hay tensión, y resulta que es Zapatero quien la crea", ha argumentado.