Jueves, 14 de Febrero de 2008

Bartoli ofrece un homenaje a Malibrán, la revolucionaria mezzo española del XIX

EFE ·14/02/2008 - 08:31h

EFE - La mezzosoprano italiana Cecilia Bartoli.

La mezzosoprano italiana Cecilia Bartoli ofrecerá hoy en el Palau de la Música de Valencia el recital "María Malibrán, 200 años. La revolución romántica", con el que la diva italiana rendirá un homenaje a la mezzosoprano española María Malibrán en el bicentenario de su nacimiento, han informado fuentes del auditorio.

El concierto contará con la actuación de la Orquesta de Cámara de Basel, que acompañará a la mezzosoprano en la interpretación de algunas obras de la época romántica del siglo XIX en la que vivió la diva española.

La mezzo italiana no se conforma con cantar las obras del repertorio más conocido, sino que bucea hasta encontrar páginas perdidas o arrinconadas de gran belleza que resucita con el milagro de su voz.

Así durante el concierto, Bartoli cantará obras de Gioachhino Rossini, Félix Mendelsshon, Vincenzo Bellini y Nepomuk Hummel, así como piezas sinfónicas y vocales de Manuel García y un fragmento de un concierto de violín del que fuera el segundo marido de la española, Charles Auguste de Beriot.

El homenaje a María Malibrán va más allá de la grabación de un disco y una gira de conciertos, puesto que Bartoli ha recuperado, a través de anticuarios, todo tipo de documentos, fotos y enseres varios de la mezzo española y su familia.

El objetivo de esta colección es acercar al espectador de hoy el romántico mundo de la diva española, por lo que los más de 80 objetos rescatados estarán expuestos en una camioneta itinerante durante las actuaciones de Cecilia Bartoli.

Las mismas fuentes han indicado que existen muchas afinidades entre ambas artistas, puesto que las dos abarcan un repertorio amplio y ambas son grandes actrices dotadas de un especial carisma y a las dos cabe otorgarles un poder hipnótico sobre las audiencias.

María Felicia García Malibrán fue el prototipo de la artista romántica, eclipsó a las otras divas de la época, entre ellas la mítica Giuditta Pasta, y logró la admiración de los músicos de su época, como Mendelssohn, Liszt, Chopin o Rossini.

Su apasionada forma de entender la vida, la llevó también, una vez establecida su residencia en Italia, a tomar partido por el liberalismo revolucionario y a convertirse en símbolo de la resistencia contra Austria.