Jueves, 14 de Febrero de 2008

Fuertes medidas de seguridad para el entierro del militar renegado Alfredo Reinado

EFE ·14/02/2008 - 03:40h

EFE - Familiares y amigos del líder rebelde de Timor Oriental, Alfredo Reinado, lloran en torno al ataúd de Reinado, en Dili (Timor Oriental).

El militar renegado de Timor Oriental Alfredo Reinado, fallecido el lunes durante un ataque contra el presidente del país, José Ramos Horta, será enterrado hoy bajo un fuerte despliegue de seguridad en la capital.

El padre de Reinado, Victor Alves, dijo que su hijo será enterrado frente a su casa en el barrio popular de Markoni, en Dili, informó la agencia australiana AAP.

Se espera que asistan al acto centenares de seguidores del comandante rebelde, a los que el padre de éste pidió que no creen más problemas, pues "no se resolverá nada con más sangre".

Unos 500 seguidores de Reinado se concentraron ayer alrededor del domicilio para esperar la llegada del cadáver, tras serle practicada la autopsia.

Reinado lideró a mediados de 2006 la revuelta de unos 600 soldados despedidos del Ejército timorense por denunciar corrupción y nepotismo en el seno del cuerpo, provocando una ola de violencia que dejó 37 muertos y más de 100.000 desplazados.

La crisis también provocó el despliegue de fuerzas internacionales de paz y obligó a dimitir al entonces primer ministro, Mari Alkatiri.

Dili está siendo patrullada por soldados y policías locales y extranjeros, que han establecido un estrecho dispositivo de seguridad con puestos de control en numerosas calles de la ciudad después de los atentados contra el jefe del Estado y el primer ministro, Xanana Gusmao.

Ramos Horta, ingresado en un hospital de Darwin (Australia) se encuentra en situación estable y podría ser dado de alta en dos o tres semanas. Gusmao salió ileso del tiroteo a su vehículo.