Miércoles, 13 de Febrero de 2008

El control del fraude fiscal aporta en 2007 5.954 millones

Ocaña afirma que no se va a trocear la Agencia Tributaria entre las CCAA

A. E. ·13/02/2008 - 21:58h

El efecto recaudatorio directo de las actuaciones de control de la Agencia Tributaria (recaudación más minoración de devoluciones) en 2007 ascendió a 5.954 millones de euros, un 12,1% más que lo recaudado el año anterior. El efecto indirecto de las medidas de control (regularizaciones voluntarias) aportó otros 1.480 millones de euros, un 34,9% más que en 2006.

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, y el director general de la Agencia Tributaria, Luis Pedroche, presentaron ayer los resultados de la aplicación del Plan de Prevención del Fraude Fiscal (puesto en marcha en 2005), que ha proporcionado un volumen total de recaudación en esos tres años de 19.400 millones de euros.

Por impuestos, son las actuaciones de control sobre el IVA las que más recaudación han aportado (2.098 milloens), seguidas del IRPF (1.517 millones) y del Impuesto sobre Sociedades (1.392 millones). Destaca la reducción del 53% en las solicitudes de devolución del IVA en el año 2006 (del 2007 todavía no están las declaraciones presentadas) debido al control que de esas peticiones se hace para evitar que las tramas de fraude obtengan devoluciones indebidas.

El director de la Agencia Tributaria explicó que durante el año 2007 se inspeccionó a 26.000 contribuyentes (lo que representa un 5% menos que en 2006), aunque la deuda descubierta ha aumentado debido a la mejor selección de contribuyentes de mayor riesgo.

Consorcios para el IRPF

Respecto a la creación de agencias tributarias autonómicas y el consorcio que establece el Estatuto de Catalunya, el secretario de Estado de Hacienda aseguró que la Agencia Tributaria “no se va a trocear”. Aunque los consorcios con las Comunidades Autónomas “podrían ser operativos en un plazo relativamente breve”, su actuación quedará “limitada al IRPF” y para “la dirección de la gestión”.  “Pero la gestión debe hacerse desde la Agencia Tributaria –matizó Ocaña –; no hay razón para cambiar el sistema porque funciona muy bien”.  El secretario de Estado recalcó que cuando el sistema tributario se fracciona, como ocurre en Alemania, “las cosas funcionan peor y el coste es mayor”.

Más de la mitad de las operaciones de 500 euros investigadas escondían fraude 

La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) está investigando 12.000 operaciones en las que se han utilizado como mínimo mil billetes de 500 euros (o el equivalente en billetes de 200 euros). De ellas, 4.195 fueron transacciones realizadas en el año 2003, 6.100 corresponden a 2004 y 1.693 a 2005. De este último año se han incorporado al plan de inspección 700 operaciones y del año 2003 se prevé que alrededor de 2.500 acaben con un acta de inspección o enviadas al ministerio fiscal. Eso supone que más de la mitad de las transacciones en las que se han movido un importante volumen de billetes de 500 euros escondían fraude fiscal. Ahora, la prioridad es incorporar al plan de inspección  las  operaciones fraudulentas de 2003 para que no prescriban.
Muchas de estas operaciones están relacionadas con el sector inmobiliario, por lo que la investigación de los billetes de 500 euros ha contribuido  a mejorar los resultados de control en este sector y la selección de los contribuyentes a inspeccionar. Así, la deuda liquidada en 2007 por controles a empresas constructoras, promotoras y  personas físicas relacionadas con transacciones inmobiliarias se incrementó un 65% –hasta 1.200 millones de euros–, mientras que el número de inspeccionados (8.501) aumentó un 31%. La deuda media liquidada (importe a pagar reclamado) ha sido de 143,8 millones de euros.