Miércoles, 13 de Febrero de 2008

El PP critica a Bermejo por los gastos para acondicionar su residencia oficial

EFE ·13/02/2008 - 12:03h

EFE - El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, en una imagen de la pasada semana.

El PP ha arremetido hoy contra el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, por los gastos ocasionados por el acondicionamiento como residencia oficial de una vivienda propiedad del Estado a la que, según los documentos facilitados por su departamento, se trasladó por motivos de seguridad.

La noticia adelantada hoy por el diario El Mundo bajo el titular de "Bermejo se instala en un piso oficial y gasta 250.000 euros en reformarlo" ha llevado al presidente del PP, Mariano Rajoy, a decir que "ésta es la dura realidad de la vida y una muestra de la gente que presume de una cosa y hace la contraria", y al miembro de este partido Vicente Martínez Pujalte a llamar "caradura" al ministro.

Mientras tanto, el Ministerio de Justicia ha explicado que la vivienda también será utilizada por quienes ocupen ese cargo en el futuro.

Un portavoz de este departamento ha señalado a Efe que el traslado de Bermejo a su nueva residencia tuvo lugar a mediados del pasado mes de octubre y que obedeció a motivos de seguridad, ya que hasta entonces el ministro habitaba una vivienda unifamiliar a las afueras de Madrid "particularmente vulnerable".

Así consta en el acta de mutación de dominio de la vivienda, del Ministerio de Administraciones Públicas al de Justicia, firmado el pasado 23 de julio por representantes de ambos departamentos y del de Economía y Hacienda.

El documento, al que ha tenido acceso Efe, dice textualmente: "(...) se dispone la mutación demanial entre el Ministerio de Administraciones Públicas y el Ministerio de Justicia por razones de seguridad".

El inmueble en el que se encuentra la residencia oficial está cerca de la sede del Ministerio de Justicia, tal y como también habían aconsejado los servicios de seguridad.

El piso ha sido reformado porque se encontraba en "condiciones de habitabilidad muy deficientes" y en una "importante situación de abandono y deterioro", según consta en un informe emitido por un técnico de conservación y fechado el pasado 3 de agosto, en el que se señala que en la vivienda no se han hecho obras de conservación en los últimos once años.

La última inquilina había sido la ex ministra de Vivienda María Antonia Trujillo, que hoy ha asegurado que el piso se encontraba en "perfecto estado" cuando ella lo abandonó tras ser cesada el pasado 6 de julio.

Las explicaciones de Justicia no han convencido al portavoz de Fomento del PP en el Congreso, Andrés Ayala, que ha acusado al ministro de "despreciar y despilfarrar" el dinero público en beneficio personal y de haber quedado en "entredicho" al mostrar su "verdadera ideología socialista".

En la misma línea, el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Vicente Martínez Pujalte, ha declarado a Efe: "los socialistas son lo de siempre: paro, despilfarro y corrupción".

Para Pujalte, el gasto de 250.000 euros en acondicionar la residencia del ministro, a quien ha acusado de "caradura", "mentiroso", "despilfarrador" y "corrupto", supone una "bofetada" a las familias españolas que no llegan a fin de mes.

La vivienda ha sido ocupada en épocas anteriores por varios ex ministros de Administraciones Públicas en Gobierno del PP, como Julia García Valdecasas, Javier Arenas y Mariano Rajoy.