Miércoles, 13 de Febrero de 2008

Garzón decreta prisión para 11 dirigentes de Batasuna por tratar recomponer la cúpula del partido

Fue desarticulada el pasado 4 de octubre en Guipúzcoa

EFE ·13/02/2008 - 20:43h

El juez Baltasar Garzón ha ordenado prisión incondicional para once dirigentes de Batasuna detenidos el pasado lunes por tratar de recomponer la cúpula de este partido tras su desarticulación el pasado octubre en Segura y "reconstruir el frente institucional de ETA" mediante la instrumentalización del PCTV y ANV.

Garzón ha impuesto fianzas a otros tres detenidos el lunes -los tesoreros del PCTV Jesús María Aguirre y Sonia Jacinto (50.000 euros para cada uno) y el ex concejal de EH en San Sebastián Juan José Ibaiceta (60.000 euros)- y también ha fijado una fianza de 20.000 euros para el presidente de ANV, Kepa Bereziartua, al que había citado hoy para tomarle declaración como imputado.

El magistrado imputa a los once para los que ha ordenado prisión por los delitos de pertenencia a la organización terrorista ETA-Batasuna, mientras que a los otros cuatro les acusa de colaboración con banda armada y de asociación ilícita.

Estos once miembros de Batasuna se suman a los diecinueve que ya se encuentran encarcelados, entre los que destacan Arnaldo Otegi, Joseba Permach o Pernando Barrena (que ingresó en prisión el pasado jueves), con lo que son ya 31 los dirigentes de esta ilegalizada formación los que están en la cárcel.

Por "asumir el carácter de la organización terrorista" 

En su resolución, de 138 folios, el juez sostiene que ha quedado demostrada la participación de los imputados "en el desarrollo de una serie de actividades delictivas desarrolladas en el marco de Batasuna-ETA con el objeto de reconstruir el frente institucional de ETA y asumir el carácter, como referente político, de la organización terrorista".

Para ello, explica el juez, los imputados acudieron a "la instrumentalización nítida" del PCTV y ANV con la "absoluta aquiescencia" de los responsables de estos dos partidos, lo que ha puesto a estos "en el umbral de la integración" en ETA-Batasuna.

Los detenidos en las sucesivas operaciones en las que se ha desarticulado la cúpula de Batasuna, la última la del pasado 4 de octubre, trataban, insiste Garzón, de reconstruir la dirección de la estructura ETA-Batasuna "para obtener su continuidad como codirección subordinada de ETA al frente del Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV) o Izquierda Abertzale".

Afirma que ha "integrado en su seno" a los responsables de EKIN

Garzón resalta también que en los distintos registros no ha aparecido ninguna factura de EKIN y, a su juicio, eso demuestra "una cesión" de las funciones de esta organización, considerada el aparato político de ETA, "en beneficio de Batasuna, que ya no necesitaría ser dinamizada desde fuera al haber integrado en su seno a los responsables de EKIN".

Entre los que van a prisión destaca el histórico dirigente abertzale Karmelo Landa para el que el juez ha redactado un auto aparte del resto de los detenidos, de 12 folios, al imputarle reiteración delictiva en un delito de pertenencia por el que ya estaba imputado en el sumario en el que está procesada la antigua cúpula de Batasuna.

Garzón recrimina en este auto a Landa su intervención en una serie de reuniones de Batasuna entre 2005 y 2007 y en ruedas de prensa en nombre de la ilegalizada formación, la última la celebrada el pasado día 8 en Bilbao tras conocerse el auto de suspensión de actividades de ANV y PCTV en la que éste intervino "para mostrar su parecer en la decisión judicial".

También recuerda que Landa convocó al día siguiente "una manifetación de apoyo de ANV/PCTV pese a conocer que ambas formaciones estaban suspendidas judicialmente y que la referida manifestación había sido prohibida".

Por todo ello, el juez indica que "en el caso de Karmelo Landa resulta clara la permanencia en la actividad presuntamente delictiva" por la que ya estaba procesado.

Un caso similar es el de Txema Jurado, procesado por integración en organización terrorista en la causa en la que se investiga la asamblea de electos de Batasuna conocida como Udalbiltza-Kursaal, aunque Garzón señala que el delito de pertenencia que ahora le imputa es por una actividad distinta a la que realizaba en Udalbilta.

Otros dos dirigentes de Batasuna a los que el juez envía a prisión, Mikel Etxaburu y Karmele Aierbe, convocaron también para el próximo jueves una "huelga general" para protestar contra la "represión judicial, política y policial" en su contra y para "decir que sí al marco democrático y a la independencia de este país".

 

Noticias Relacionadas