Miércoles, 13 de Febrero de 2008

Rajoy vende a Europa el contrato de inmigrantes

El líder del PP dijo en Berlín que es contrario a ampliar el voto a los extranjeros

GUILLEM SANS MORA ·13/02/2008 - 20:41h

Mariano Rajoy se desplazó ayer a Berlín para reunirse con la canciller Angela Merkel, líder del partido ‘hermano' del PP en Alemania, la Unión Cristiano-Demócrata (CDU).

La propuesta estrella que el líder conservador transmitió a Merkel consiste en crear un "contrato de integración europea" para armonizar las normas de inmigración, un tema "para tomarse en serio y no hacer demagogia". "Es preciso -añadió Rajoy- lograr una política común, porque las decisiones de un país en esta materia afectan a los demás debido a la libre circulación de personas".

Según el presidente del PP, la canciller expresó una "coincidencia sustancial" con la política de inmigración que su partido llevaría a cabo de ganar el 9-M. El objetivo de Rajoy es lograr que la llegada de extranjeros sea "legal y ordenada" a todos los países del continente, pues, dijo, "lo que propongo para España lo propongo también para Europa".

Un tema sensible para Merkel

Aunque al líder conservador, según dijo en una rueda de prensa posterior a su encuentro con la mandataria alemana, le traen "sin cuidado" las acusaciones de xenofobia que ha recibido del Gobierno, varios partidos y asociaciones en España, el de la inmigración es, precisamente hoy, uno de los temas más sensibles del debate político en Alemania.

La CDU de Angela Merkel recibió, a finales del mes pasado, un revés electoral en el estado federado de Hesse. Allí, el democristiano Roland Koch perdió la mayoría absoluta en el parlamento regional tras anunciar e insistir durante la campaña electoral en el endurecimiento de las políticas de inmigración.

Aunque la propia canciller admitió que la de Hesse "ha sido una derrota profundamente dolorosa", Mariano Rajoy -contrario a "ampliar el voto" a los inmigrantes- echó balones fuera ayer y, desde la sede de la CDU en Berlín, alegó no conocer "a fondo la realidad alemana". "Sólo me han dicho -explicó- que la CDU fue la fuerza más votada".

Efectivamente, los democristianos lograron aventajar a sus principales rivales del Partido Socialdemócrata (SPD) en 0,1 puntos tras sufrir un retroceso de 13 con respecto a las elecciones de 2003.

La derrota de Koch, además, ha dado origen a una discusión interna destinada a definir la línea politica de la CDU en el futuro, y especialmente, de cara a las elecciones regionales en Hamburgo del 24 de febrero. Diecisiete líderes de la formación democristiana han pedido a Merkel que la política de integración, demasiado importante para el futuro del país, no sea rebajada a un simple argumento electoral.

El líder del PP gafa el precio de la leche

Rajoy anunció en Berlín que su política económica luchará “contra el inmovilismo”, pues la estrategia del actual Gobierno “ha consistido en no hacer nada”. El líder del PP elogió la evolución económica alemana de los últimos años, especialmente, por la creación de 650.000 empleos en 2007 y una tasa de inflación moderada.

“Trabajaré para que un litro de leche cueste 60 céntimos, como en Alemania”, dijo. Sin embargo, las cifras oficiales no acompañaron sus palabras, pues mientras él hablaba con los periodistas españoles en la sede de la CDU, la Oficina Federal de Estadística alemana anunciaba que los precios de los alimentos han experimentado este mes de enero la mayor subida de los últimos 26 años.

El de la leche, sin ir más lejos, subió un 25,8%. En política exterior, el candidato conservador insistió en que su partido luchará “por que España tenga el protagonismo que le corresponde”.