Miércoles, 13 de Febrero de 2008

Una sospechosa muerte en Londres

Inesperado fallecimiento de uno de los líderes de la oposición georgiana

AGENCIAS ·13/02/2008 - 20:21h

El millonario georgiano parecía gozar de buena salud

La Policía británica considera "sospechosa" la muerte del dirigente de la oposición georgiana Badri Patarkatsishvili en su casa al sur de Londres. Patarkatsishvili, de 52 años, apareció muerto en la noche del martes aparentemente de un fallo cardíaco, pero las causas concretas de su fallecimiento aún no están claras.

Los familiares del multimillonario georgiano creen que ha podido ser asesinado por orden del presidente, Mijaíl Saakashvili. Su portavoz, el empresario británico Lord Bell, exigió ayer una investigación de la muerte. En noviembre de 2007, Patarkatsishvili apoyó las manifestaciones de la oposición contra el Gobierno. Saakashvili respondió acusándole de intentar financiar un golpe de estado. Poco después Patarkatsishvili confesó a la prensa británica su temor a ser asesinado.

Se presentó a las elecciones presidenciales de enero y obtuvo un 7% de los votos sin hacer campaña en su país. Se quedó en Londres por miedo a ser detenido cuando pisara territorio georgiano. Saakashvili ganó la reelección en la primera vuelta en medio de denuncias de fraude por la oposición.Preguntado si se sentía seguro en Gran Bretaña, Patarkatshisvili reveló que tenía "120 guardaespaldas, pero no es suficiente".

Según Bell, Patarkatsishvili asistió el martes con aspecto de buena salud a una reunión de cuatro horas con su íntimo amigo Boris Berezovsky, otro millonario ruso refugiado en Gran Bretaña, y otros dos magnates en el exilio, Nikolay Glushkov y Yuli Dubov, a todos los cuales reclama Rusia.

"En determinado momento, se quejó de que le abrumaba el calor y salió a respirar aire fresco. Pero conociéndole, seguramente fue a fumar un cigarrillo. Cuando volvió, estaba estupendo y lleno de energía", afirmó ayer Bell.

Berezovsky descartó ayer en principio que se trate de un crimen. "Por lo que sé de sus familiares, fue algo del corazón", dijo el oligarca ruso.The Sunday Times reveló hace dos meses una grabación sobre un supuesto complot para asesinarle en Gran Bretaña o en Israel, donde tiene también una casa, o durante un vuelo en su avión privado desde Tiflis, capital de Georgia, a una localidad del Mar Negro. Los protagonistas de la cinta eran un señor de la guerra checheno y un funcionario del Ministerio del Interior georgiano.

Éste último dijo a su interlocutor: "He dado instrucciones para que estudien si es posible que nos ayudes. Queremos que desaparezca totalmente, con sus guardaespaldas, con todo".