Miércoles, 13 de Febrero de 2008

Bush dice que se opondrá a la extensión temporal del programa de escuchas

EFE ·13/02/2008 - 17:34h

EFE - El presidente de Estados Unidos, George W.Bush, durante el discurso que pronunció este miércoles en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington, Estados Unidos, sobre la "Ley para Proteger a EE.UU.".

El presidente de EE.UU., George W. Bush, dijo hoy que se opondrá a la extensión temporal de la legislación que permite al Gobierno realizar escuchas de llamadas sospechosas sin orden judicial y pidió al Congreso una solución a largo plazo.

El Senado aprobó el martes un proyecto de ley que amplía la capacidad del Gobierno para realizar escuchas dentro del país y concede inmunidad a las empresas de telecomunicaciones que colaboren con la administración en sus esfuerzos de espionaje.

El proyecto concede a las firmas de telecomunicaciones protección retroactiva amparándose en la cooperación de éstas con el Gobierno.

En la actualidad existen unas 40 demandas abiertas contra compañías de telecomunicaciones por parte de personas que sostienen que las escuchas violan las leyes sobre privacidad.

"Si estas compañías están sujetas a demandas que pueden costarles millones de dólares, no participarán, no nos ayudarán, no nos ayudarán a proteger Estados Unidos", señaló Bush en declaraciones desde el Despacho Oval de la Casa Blanca.

La Cámara de Representantes aprobó un proyecto similar el año pasado, pero no incluyó la disposición sobre inmunidad y la mayoría de observadores pronostica que habrá problemas esta semana, cuando los legisladores traten de reconciliar ambas versiones antes de que la actual normativa sobre escuchas venza la medianoche del sábado.

El jefe de la Casa Blanca dijo estar satisfecho con la aprobación por parte del Senado de nuevas reglas sobre las escuchas telefónicas y el seguimiento de correos electrónicos.

La legislación es necesaria para determinar con quién están hablando los terroristas, qué están diciendo y qué están planificando, apuntó.

"Pasó el tiempo de debatir", afirmó, a lo que añadió que "ha llegado el momento de que el Congreso asegure que el flujo de información de inteligencia vital no se vea interrumpido".

"Es hora de que el Congreso apruebe una ley que permita una base a largo plazo para proteger a nuestro país y deben de hacerlo inmediatamente", concluyó.

La aprobación del Senado representa una enorme victoria para la Casa Blanca, sobre todo porque el voto de 68 a 29 muestra que el respaldo a la medida es mayor de lo esperado.

El diario The New York Times señala en su edición de hoy que la decisión del Congreso representa un fuerte espaldarazo al programa de escuchas de Bush.

El mandatario ha amenazado con vetar cualquier intento de aprobar más legislación temporal, así como cualquier proyecto que no incluya la disposición sobre inmunidad.