Miércoles, 13 de Febrero de 2008

Armand Basi apuesta por una mujer rompedora y que se siente a gusto en su piel

EFE ·13/02/2008 - 19:19h

EFE - Una modelo luce una de las creaciones que la firma 'Armand Basi' ha presentado para la próxima temporada de otoño-invierno en el palacio neoclásico "Banqueting House" en la pasarela de la Semana de la Moda en Londres.

La firma catalana Armand Basi presentó hoy en Londres una propuesta cargada de contrastes de colores y formas que definen "la explosión" de una mujer actual que quiere sentirse rompedora a la vez que a gusto en su piel.

Mezclando delicadeza y firmeza, el diseñador de la línea femenina de la firma catalana, Markus Lupfer, ha ideado una colección para la próxima temporada de otoño-invierno donde el foco se pone en la "sofisticación y la elegancia" y en unos zapatos que parecen creados en otro planeta.

Inspirado en la música, el arte y la década de los sesenta, Lupfer ha modelado faldas de grandes volúmenes que nacen en la cintura y que brillan enfrentadas a discretos cuerpos.

Hay mucho negro para la noche, aunque reinventado con múltiples texturas y siluetas que se olvidan de las caderas.

Pero también ha jugado con intensas combinaciones de naranjas, morados, rosas y verdes que fluyen en estampados y que recuerdan a la forma de fósiles y células.

Pero los protagonistas han sido, sin duda alguna, unos zapatos vertiginosamente altos que están a medio camino entre la cuña y el tacón y en los que el dorado, los rasos, los estampados y la pedrería han acaparado todas las miradas.

En un marco privilegiado, el palacio neoclásico "Banqueting House", las modelos desfilaron ante una audiencia concurrida con peinados naturales y maquillajes discretos que resaltaban sus facciones.

Los diseños adquieren impacto visual gracias al uso de lujosos tejidos que van del terciopelo al visón pasando por el punto hecho a mano, el brocado y la seda.

Las formas redondeadas de los diseños no constriñen a la mujer, sino que le dan libertad de movimientos.

Aparte de zapatos llamativos, los complementos se limitaron a coloridos guantes y escasos, aunque grandes, broches y tocados.

Los vestidos, chaquetas y abrigos -el pantalón brilló por su ausencia- descansan en la rodilla y en el codo, aunque en ocasiones Lupfer ha recurrido a la minifalda para crear formas psicodélicas.

En declaraciones a Efe, el diseñador de la línea femenina de Armand Basi explicó que ha buscado "combinaciones extrañas para hacer prendas espectaculares" y nuevas siluetas que juegan con las proporciones.

"Todo es pequeño y grande a la vez" con el objetivo de que la mujer consiga sentirse especial y gracias al uso de las proporciones la experiencia de la moda se convierte en "algo nuevo, una explosión".

Preguntado por el uso de pieles de visón, Lupfer indicó que no es "anti-nada" y que en la moda hay que utilizar las materias primas de forma equilibrada.

En este sentido afirmó que ha empleado pieles porque así "es como la humanidad comenzó a vestirse", pero puede que la siguiente temporada opte por la rafia porque le gustan todos los materiales, incluido el plástico.

Esta es la segunda ocasión que Armand Basi presenta su colección en la Semana de la Moda de Londres y su objetivo es sorprender con un "producto de calidad completamente nuevo e inesperado", pero que conecte con el cliente y el mercado.