Miércoles, 13 de Febrero de 2008

Los nacionalistas advierten de que serán determinantes y reclaman un Estado plurinacional

EFE ·13/02/2008 - 17:16h

EFE - Los dirigentes nacionalistas de CiU Artur Mas (d) y Josep Sánchez Llibre (i), BNG Anxo Quintana (2i) y PNV Iñigo Urkullu posan durante la presentación de sus respectivas candidaturas en las próximas elecciones generales.

Los líderes de CiU, PNV y BNG advirtieron hoy de que su fuerza en el Parlamento tras las próximas elecciones "será determinante" para investir al nuevo presidente del Gobierno, a quien reclamaron que profundice en la constitución de un estado plurinacional, pluricultural y plurilingüístico.

Así lo aseguraron en rueda de prensa para presentar las candidaturas de las tres formaciones que integran Galeuscat, en la que no desvelaron a quien apoyarán, aunque reconocieron que el PP está "en las antípodas" de sus respectivos programas.

Una vez conocidos los resultados y para concretar sus propuestas de colaboración con el Ejecutivo, los nacionalistas han acordado reunirse de nuevo el próximo 10 de marzo, una vez que se conozcan los resultados electorales.

Anxo Quintana, del BNG, ha calificado de "sorprendente" que el modelo territorial "esté monopolizado" por las dos fuerzas mayoritarias, PP y PSOE, cuando la "alternativa real" está, en su opinión, en Galeuscat, que defiende ese estado plurinacional.

Tras señalar que esta agrupación apuesta por el "diálogo, el acuerdo y la tolerancia", Quintana ha descartado que los nacionalistas hagan un juego "espúreo y rechazable" en su colaboración con el Gobierno.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullo, ha manifestado que "otro Estado no es sólo posible, sino que es necesario" y ha subrayado que su nacionalismo es compatible con tener una visión del Estado e implicarse en su transformación, lo que va a ser "nuestro empeño en la próxima legislatura".

En su opinión, el PSOE tiene una "clara indefinición" sobre el modelo territorial, mientras que el del PP es "retrógrado", ya que quiere recuperar para el estado todos los avances autonómicos de estos años.

Por ello, el PSOE, ha añadido, tendrá que elegir entre el modelo del PP o el de los nacionalistas que "serán los que le pueden ayudar a desbloquear" algunas instituciones del Estado, como el Tribunal Constitucional o el Consejo General del Poder Judicial.

"Si apuesta por refundar el Estado, ahí puede tenernos a nosotros" y "ésta es la disyuntiva que esperamos decida" el presidente del Gobierno, ha apuntado.

Artur Mas, líder de CiU, ha precisado que las próximas elecciones "no son cosas de dos, sino de tres", por lo que los nacionalistas van a ser "actores principales en este partido", haciendo un símil con el fútbol.

Tras destacar que las tres formaciones no se presentan juntas pero que van actuar juntas en la próxima legislatura, ha dicho que el programa territorial del PP "lo probamos en nuestras propias carnes" en 2001 "cuando dijeron que el modelo autonómico había llegado a su fin y sólo querían dar músculo al Estado central".

Ha alertado de que el programa del PSOE también tiene previsto el fin del modelo territorial cuando las reformas estatutarias terminen.

Por todo ello, ha señalado que Galeuscat "va a representar un cordón sanitario delante del virus centralista que propagan PP y PSOE en nuestros países y también en el resto de España".

En cuanto a posibles pactos para la formación de un Gobierno, Urkullu ha descartado hacer "conjeturas ni cábalas", ya que van a ser "decisivos para la construcción del nuevo modelo de Estado al que aspiramos".

Quintana, que ha precisado que no tiene "ningún atavismo" sobre otras fuerzas política, ha insistido en que es el PP el que "se distancia de nosotros todos los días y no es capaz de entenderse casi con nadie", aunque no son, en ningún caso, un complemento del PSOE", ha apostillado.

Artur Mas ha indicado que el PP está "en las antípodas" en lo que lo que se refiere a Cataluña y su autogobierno, si bien ha precisado que la "decepción con el PSOE también es muy grande".