Lunes, 8 de Octubre de 2007

Halle Berry y Benicio del Toro, juntos en un nuevo drama

EFE ·08/10/2007 - 00:17h

EFE - La actriz reconoció que tuvo que luchar por conseguir ese papel protagonista en el primer filme en inglés de Susanne Bier. EFE

La estadounidense Halle Berry y el puertorriqueño Benicio del Toro, presentaron hoy la película "Things We Lost in The Fire", un drama dirigido por la danesa Susanne Bier, que lo define como "una historia de amor, que los protagonistas no saben reconocer".

"Quise interpretar ese papel desde que leí el guión", señaló hoy Halle Berry, durante una conferencia de prensa, para presentar la película junto a del Toro, Bier, el productor Sam Mendes y el guionista Allan Loeb.

Berry, de 41 años y ganadora de un Oscar en 2002 por su actuación en "Monster Ball", interpreta a Audrey, una mujer bajo el choque de haber perdido repentinamente a su esposo (David Duchovny), víctima de un asesinato y que, para llenar ese vacío, se acerca a un amigo de éste, Jerry Sunborn (Benicio del Toro), ex abogado y drogadicto.

La actriz reconoció que tuvo que luchar por conseguir ese papel protagonista en el primer filme en inglés de Bier, a quien -señaló- que en la primera reunión que tuvieron, le preguntó: "¿Le importa que sea negra? No era una papel escrito para una mujer negra".

"Pero Susanne, me contestó que no le importaba el color y me pidió que le hablara de Audrey", relató Berry sobre cómo fue su casting para interpretar a una viuda con dos hijos pequeños, cuya vida emocional se viene abajo tras el asesinato del esposo.

Berry, protagonista de películas como "Losing Isaiah" (1995), "Why Do Fools Fall in Love" (1998), la saga de los "X-Men" o chica Bond en "Die Another Day" (2002), entre otras, señaló que "la vida es diferente después de esta experiencia".

Por su parte, el puertorriqueño Benicio del Toro explicó cómo preparó su papel, el de un ex abogado con su vida destrozada por la dependencia de los drogas y a quien todos, excepto el esposo de Audrey, abandonaron por su comportamiento autodestructivo.

"Me reuní con un doctor experto en adiciones, y también con un drogadicto y con otras personas que habían logrado recuperarse. Tengo amigos y amigos de familiares con problemas de adición. Hablé con ellos", dijo Del Toro, que también asistió a alguna reunión de drogadictos anónimos.

Sin embargo, ambos subrayaron que el proceso doloroso y catártico de sus personajes y todas sus emociones se quedaban en el estudio cada día al terminar el rodaje.

"No me llevo las emociones a casa. No, no puedo. Me las dejo allí y las recojo al día siguiente", dijo el actor puertorriqueño, nominado para un premio Oscar por su interpretación en "Traffic" (2001) y que como nuevo papel tiene encarnar al líder revolucionario Ernesto "Che" Guevara en las dos películas, "Guerrilla" y "The Argentine", que Steven Sorderbergh prepara sobre la revolución cubana.

"Yo tampoco. No fue siempre el caso, pero ya he aprendido", dijo Berry, embarazada de cuatro meses, que también reconoció cómo su embarazo le ha cambiado la vida y se la seguirá cambiando.

La actriz señaló también que ese acontecimiento personal le llegó en el momento de promoción de la película y reconoció que ello "como siempre me pasa", desvía la atención de su carrera.

Preguntados ambos por la posibilidad de verse nominados por su actuación en el filme de Bier para los premios Oscar, Berry señaló que cuando recogió el suyo en 2002, no hubo "nada comparable a ese momento glorioso y mis nietos lo recordarán, pero al día siguiente la vida continúa".