Miércoles, 13 de Febrero de 2008

Arana (EB) dice que las imputaciones demuestran que Zapatero y Rubalcaba mintieron

EFE ·13/02/2008 - 10:50h

EFE - Agentes de la Guardia Civil han registrado esta noche en la calle Bizkaikalea, en Barakaldo (Vizcaya), un local perteneciente al presidente de Acción Nacionalista Vasca (ANV), Kepa Beriziartua. En el registro intervinieron, por orden de la Audiencia Nacional, ocho dotaciones de la Guardia Civil.

El portavoz de la Presidencia de Ezker Batua (EB), Mikel Arana, ha afirmado hoy que la imputación de ocho guardias civiles en el caso de la detención del presunto etarra Igor Portu pone de manifiesto que el presidente Zapatero y el ministro Rubalcaba "mintieron descaradamente sobre este caso, amparando la comisión de posibles torturas".

Ocho agentes de la Guardia Civil que participaron en la detención, traslado y custodia de Igor Portu declararán como imputados el 22 de febrero ante el Juzgado de San Sebastián que investiga las lesiones sufridas por este supuesto terrorista y su compañero Martín Sarasola.

Por medio de un comunicado, Arana ha recordado que, tras la detención de Portu y su ingreso en el hospital, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, atribuyó las lesiones que presentaba el presunto etarra a "forcejeos con los guardias civiles que le arrestaron".

Sin embargo, según Arana, la citación judicial para ocho guardias civiles "como imputados, que no como testigos" pone de manifiesto que tanto el ministro como el presidente del Gobierno mintieron en este caso.