Miércoles, 13 de Febrero de 2008

Bruni reconoce su error por comparar sitios web con prensa colaboracionista

EFE ·13/02/2008 - 13:45h

EFE - El presidente francés, Nicolas Sarkozy (i) recibe un beso de su esposa, la ex modelo italiana Carla Bruni (d), en la la terraza del restaurante "La Flotille" en Versalles, Francia, el pasado 3 de febrero de 2008.

La nueva primera dama de Francia, Carla Bruni, admitió hoy que se equivocó al comparar los métodos de ciertos sitios web con los de la "prensa colaboracionista" durante la Segunda Guerra Mundial y se dijo desolada si hirió a alguien.

Con una declaración hoy en la web de la revista "L'Express", a la que dio su primera entrevista desde que contrajo matrimonio con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, el pasado día 2, la cantante y ex modelo italiana trató de zanjar una incipiente polémica.

En esa larga entrevista difundida ayer, Bruni fue preguntada sobre la publicación la semana pasada en el sitio web del semanario "Le Nouvel Observateur" de una información según la cual, ocho días antes de casarse con ella, Sarkozy habría enviado un mensaje de móvil a la que fue su segunda esposa, Cécilia Ciganer Albéniz, diciéndole que si volvía él "lo anulaba todo".

Ante la difusión de esa información que su abogado denunció como falsa, Sarkozy cursó una denuncia por la vía penal contra el sitio web del semanario, la primera de este tipo presentada por un presidente en ejercicio durante la V República francesa.

Preguntada al respecto, Bruni dijo en la entrevista a "L'Express" que esta denuncia "justificada" no es contra un órgano de prensa sino contra "los nuevos medios de desinformación", antes de agregar que "Internet puede ser la peor y la mejor de las cosas".

"Si ese tipo de sitios hubiera existido durante la guerra, ¿que habría pasado con las delaciones contra los judíos?", se preguntó la primera dama.

En su declaración de hoy, Bruni se declara "extremadamente desolada" si ha podido "herir a alguien" con sus comentarios y reconoce que se equivocó al comparar "los métodos empleados en los sitios internet con los empleados por la prensa colaboracionista".

"Sólo quise decir todo el mal que pienso de estos ataques ad hominem, que degradan la información. Y el peligro potencial que representan", explicó.

Con estas declaraciones, Bruni quiso reaccionar a las críticas lanzadas anoche en un sitio web por el director de la redacción de "Le Nouvel Observateur", Michel Labro.

"No se juega con este tipo de afirmación", dijo Labro, sobre la comparación hecha por Bruni con la prensa colaboracionista.