Miércoles, 13 de Febrero de 2008

Un tribunal francés condena al etarra 'Susper' a 30 años de cárcel

El ex jefe del aparato militar de ETA, Juan Ibón Fernández Iradi, culpable

por los disparos a un gendarme en noviembre de 2001 en el suroeste de Francia. El también etarra Antonio Agustín Figal Arranz se enfrentará a una pena de 10 años de cárcel.

EFE ·13/02/2008 - 15:53h

El Tribunal Especial de lo Criminal condenó hoy al ex jefe del aparato militar de ETA Juan Ibón Fernández Iradi, Susper, a 30 años de cárcel por los disparos a un gendarme en noviembre de 2001 en una zona del suroeste francés.

Los magistrados impusieron al también etarra Antonio Agustín Figal Arranz una pena de 10 años de cárcel, pero le absolvieron del delito de complicidad en el tiroteo al gendarme.

Los siete magistrados del Tribunal Especial de lo Criminal se retiraron a deliberar después de una intervención de los acusados en la que justificaron sus acciones en la clandestinidad como una consecuencia del "conflicto vasco".

La fiscalía había pedido treinta años de reclusión para Susper y doce para Biskor con la garantía de que al menos cumplirán de manera efectiva dos terceras partes de la pena.

Situación del País Vasco

El presidente del Tribunal dio hoy la palabra a los acusados para su defensa y Fernández Iradi aprovechó para reiterar que en ningún caso quiso matar.

El etarra ha declarado que su intención "no era matar" 

"Me doy cuenta de que el gendarme Larroudé pudo morir, pero no era mi intención matar", dijo el etarra, quien también hizo una reflexión sobre la situación en el País Vasco.

Aseguró que en su tierra hay un "conflicto político" derivado de la negativa de las autoridades españolas a aceptar el derecho a la autodeterminación de los vascos y añadió que ese problema hay que resolverlo "con diálogo", porque "la represión no es la solución".

Por su parte, Figal Arranz insistió en el "contexto político" que vive el País Vasco y criticó las "medidas represivas de los Estados español y francés".

Recordó que el 9 de marzo habrá elecciones legislativas en España y que la izquierda abertzale no podrá tener representación, porque las autoridades "ilegalizan a partidos y periódicos. Es un estado de excepción para aniquilar al que no piensa igual que ellos".

Noticias Relacionadas