Miércoles, 13 de Febrero de 2008

Bruselas presenta un plan para reforzar las fronteras ante la inmigración ilegal

El proyecto, que pretende controlar también la criminalidad, se une a otras propuestas concretas que ya estudian los 27 países de la UE

PÚBLICO.ES ·13/02/2008 - 09:47h

La Comisión Europea presenta este miércoles un ambicioso plan para reforzar la seguridad de las fronteras comunitarias frente a inmigrantes ilegales y delincuentes, entre cuyas ideas figura la de fichar a los viajeros de fuera de la UE que entren en territorio comunitario.

Lo que el comisario europeo de Justicia, Seguridad y Libertades, Franco Frattini, quiere lanzar es un registro electrónico de personas no comunitarias que entran y salen de la Unión Europea, un sistema de control de las fronteras terrestres y marítimas, y la potenciación de la agencia Frontex.

Estos proyectos se unen a otras propuestas concretas que ya estudian los 27 países de la UE, como la creación de un registro de datos de pasajeros aéreos (PNR) y un sistema unificado de información de visados, para crear una especie de "fortaleza Europa".

Agilizar el paso fronterizo 

Sin embargo, Bruselas quiere crear también mecanismos para agilizar el paso fronterizo de los viajeros habituales de los que ya se sabe que no constituyen un peligro, a través del registro voluntario de datos personales y el análisis de datos biométricos (como un escáner del iris de los ojos).

Lo que la CE presentará hoy son comunicaciones, documentos con los que se quiere abrir la discusión previamente a la presentación de propuestas concretas y detalladas.

La Comisión aprobará un texto sobre el registro de entradas y salidas  

La Comisión aprobará un documento sobre el registro de entradas y salidas, y otro sobre la creación de un sistema de vigilancia de las fronteras a nivel europeo.

Además, presentará un informe sobre el trabajo de Frontex, la agencia de control de las fronteras externas de la UE, y cómo potenciar su desarrollo, especialmente con la posibilidad de crear un cuerpo de guardias fronterizos europeos.

Posiblemente las mayores novedades estén en el registro electrónico de entradas y salidas, que incluirá datos biométricos (como huellas dactilares y un escáner de la cara) de las personas que lleguen de terceros países.