Martes, 12 de Febrero de 2008

El secreto del idilio Pau-Kobe

Pau reconoce, en una multiconferencia, que corrige los sistema de ataque con Kobe Bryant en castellano

MIGUEL ALBA ·12/02/2008 - 21:59h

Todo se magnifica alrededor de los Lakers. Las obligaciones, el marketing y, especialmente, las preguntas. Ayer, en una multiconferencia con la prensa española, Pau Gasol compartió su transición hacia las viejas costumbres. La vuelta a la dinámica que aprendió en el Barça y que explota en la selección. "Aquí (en los Lakers) puedo ganar cada noche y eso es una inyección de ilusión y motivación que no he tenido en los últimos años", asegura. En su discurso desde Charlotte, Pau suena a ganador. "Las expectativas son altas en los Lakers y esta presión está genial. Ahora sólo falta que el equipo responda bien cuando lleguen los play off".

Porque ahora Pau ya no echa cuentas rácanas. Ni quiere acordarse de los tiempos en los que una franquicia justificaba una temporada con una victoria en los play off. "Con tantos rivales fuertes en el oeste, se me hace difícil proyectar un rival en la final de conferencia. Dallas y San Antonio son los equipos más a respetar, pero también hay que tener en cuenta a Denver, Utah, Phoenix o Nueva Orleans". En su adaptación al nuevo establishment de Phil Jackson, Pau comparte confidencias con Kobe Bryant. "En ataque, para que el rival no se entere, se dirige a mí en castellano para corregir mi posición y comentarme lo que quiere de mí en cada jugada. Me encuentro bastante cómodo en los sistemas de ataque porque hay muchas opciones", asegura Pau.

Mismo Pau, diferente entorno

Su juego sigue siendo el mismo que en Memphis. "Lo único que cambia son los jugadores que tengo alrededor. Kobe, por ejemplo, se dedica las 24 horas a prepararse para los partidos. Su dedicación al baloncesto es total". En su nuevo entorno, Pau aún es un rookie. "Cuando llegue a Los Angeles me daré cuenta de cosas que aún no percibo, aunque es cierto que siempre que he jugado ante los Lakers he sentido ese toque de glamour que le dan los actores. Supongo que tardaré unos partidos en darme cuenta que mi casa ya no es el Fedex (Memphis) sino el Stapples", aseguraba Pau a la primera pregunta de Público. En la segunda, Gasol demostró que ya conoce el poder mediático de su nueva franquicia. "Cuando estás en un equipo ganador es más fácil ir a un All Star, aunque mis números sean los mismos que otros años".