Martes, 12 de Febrero de 2008

Zapatero ofrece ayudas a 400.000 familias más

Se postula como "el aliado" de las mujeres y les promete 1,2 millones de empleos

GONZALO LÓPEZ ALBA ·12/02/2008 - 21:58h

José Luis Rodríguez Zapatero se postuló ayer como "el gran aliado" de las mujeres y de las familias más humildes, de los que pueden sufrir con mayor intensidad los efectos de la desaceleración económica.

En el marco de esta declaración de principios prometió que, si gana las elecciones, extenderá a 400.000 familias más las ayudas por hijos que presta la Seguridad Social -ahora las reciben 600.000-. El compromiso asumido es elevar de 11.000 a 15.000 euros el tope de ingresos anuales para acceder a esas ayudas y a 20.000 cuando se trate de familias numerosas.


Estas ayudas, según concretó en una nota posterior el PSOE tras el anuncio genérico y un tanto confuso hecho por el presidente del Gobierno, afectan a las familias con hijos menores de 18 años o discapacitados, y por nacimiento o adopción en familias numerosas, monoparentales o con madre discapacitada, en cuantías que, según los casos, oscilan entre 291 y 3.941 euros anuales. El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, cifró el coste de la extensión de estas prestaciones en un total de entre 110 y 130 millones de euros.


Fuentes gubernamentales explicaron que el objetivo es evitar que las familias con bajos ingresos caigan en el umbral de la pobreza y señalaron que el superávit de las cuentas públicas conseguido en estos años -23.000 millones- permite ampliar el número de beneficiarios.

Apoyo a los "invisibles"

Con este anuncio, Zapatero reforzó su presentación como garante de que la desaceleración económica no se traducirá en "ningún recorte social". "El 9 de marzo -dijo- se decide que siga un Gobierno con sensibilidad y compromiso social, que ha demostrado que cumple en el apoyo a las familias, a las mujeres, a los pensionistas... o uno que congeló el salario mínimo, las pensiones mínimas y el sueldo de los funcionarios públicos, y que cuando aumentó el paro hizo un decretazo para que hubiera despido libre".

El líder socialista enfatizó que "para la derecha, la gente que cobra el salario mínimo es invisible", y recordó que "durante los ocho años en que gobernó, el PP no hizo ninguna medida de avance social".

Zapatero hizo otro guiño a la población femenina al subrayar que "mi objetivo fundamental para la próxima legislatura es ser el gran aliado de las mujeres", porque "en vosotras está la clave del progreso de este país".

El gesto de complicidad lo acompañó de otro compromiso: de los 2 millones de nuevos empleos que promete crear en los próximos cuatro años, ayer afirmó que 1,2 serán para mujeres.