Martes, 12 de Febrero de 2008

El PP mantiene bloqueados los dos debates

Insiste en que los cara a cara sean en dos cadenas privadas

FERNANDO GAREA ·12/02/2008 - 21:57h

José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy están preparando ya con sus equipos los dos debates cara a cara, pero su celebración está aún en el aire porque el PP sigue bloqueando el acuerdo.

El PSOE se ha movido de su posición inicial y ha renunciado a que se celebren en Televisión Española, pero el equipo de Rajoy se mantiene en sus trece: que sean en Antena 3 y en Telecinco. Los responsables de las respectivas campañas, José Blanco y Pío García Escudero, celebraron ayer una nueva reunión que volvió a terminar con un rotundo fracaso.

La propuesta socialista consiste en celebrar los dos cara a cara con una señal neutral y única que pueda emitir quien lo desee, por televisión, por Internet o por cualquier otro medio. La del PP sigue siendo la de que se celebre en las dos cadenas privadas de mayor audiencia global. Las dos podrían facilitar señal a quien quisiera, pero siempre organizados, realizados y moderados por las citadas cadenas.

Según Blanco, "la falta de acuerdo obedece a que el PP sigue sin aceptar el principio democrático de que los debates electorales no son propiedad de los partidos políticos sino un derecho de todos los ciudadanos".

Libertad de elegir

El número dos socialista añadió que su partido "seguirá defendiendo que no haya exclusiones arbitrarias a la hora de celebrar los debates y, por ello, vamos a continuar exigiendo que los dos cara a cara se realicen con una señal neutral que pueda ser emitida por quien quiera. De esta manera será el ciudadano el que tenga la libertad de elegir el medio en que desea verlos".

La versión del PP para insistir en el mantenimiento de estas dos emisoras privadas es que entre las dos suman un 40% de share y son neutrales. Fuentes de este partido explican que con una señal neutral como propone el PSOE no hay ninguna garantía de que las dos cadenas privadas o cualquier otra los emitieran y, finalmente, sólo lo darían las cadenas públicas, es decir, TVE y las autonómicas agrupadas en la Forta. Inicialmente, el equipo de Rajoy rechazó que se celebraran en la televisión pública, con el argumento de que TVE es progubernamental y manipula en favor del PSOE.

Este mismo argumento lo utilizó ayer en la nota para descalificar una iniciativa de la dirección de TVE ante la Junta Electoral, comunicando la celebración de un debate el 25 de febrero. Esta posibilidad ha quedado superada ya por la decisión del PSOE de renunciar a la televisión pública.

Fuentes socialistas aseguran que han hecho una gestión recientemente con la dirección de Telecinco y esta cadena les ha asegurado que si se decide que haya una señal neutral aceptará el acuerdo.
Estas fuentes aseguran que el PP pretende mantener la discusión hasta el último momento, a la espera de ver cómo va la campaña. Explican que si para entonces el equipo de Rajoy tiene encuestas ajustadas, con resultados próximos al empate técnico, mantendrán el bloqueo para evitar la movilización de los potenciales electores del PSOE.

Fuentes del equipo PP niegan con rotundidad que bloqueen la celebración de los dos cara a cara y, mucho menos, que no tengan intención de celebrarlos.Los dos partidos pactaron a principios de enero los dos debates para los días 25 de febrero y 3 de marzo, así como el temario y el minutado exacto. En principio, no está previsto que Blanco y García-Escudero vuelvan a reunirse hasta la próxima semana.