Martes, 12 de Febrero de 2008

Nadal dice que "unos Juegos Olimpicos son un gran aliciente, una ilusión y un objetivo"

EFE ·12/02/2008 - 21:21h

EFE - El tenista Rafael Nadal posa durante el acto en el que se ha presentado el despliegue que Televisión Española va a hacer durante los Juegos Olímpicos de Pekín.

Los JJ.OO. Pekín 2008 son un aliciente prioritario para el español Rafael Nadal, que afronta con ilusión su segunda participación tras los de Atenas 2004, donde vivió una experiencia "por la vía rápida", motivado por la posibilidad de "representar a tu país y obtener un buen resultado".

"Para mí, los Juegos Olímpicos son un aliciente por sí mismos. Independientemente del hecho de que a partir de ahora puntúen para el circuito ATP. Lo que motiva es disputar una competición como unos Juegos Olímpicos, representar a tu país y vivir ese acontecimiento que se disputa cada cuatro años y que no sabes cuantas veces más lo vas a poder disputar en tu carrera", indicó el número dos del mundo.

"Ojalá que sea distinto que hace cuatro años. La preparación va a ser, seguro, cien por cien mejor. La final ideal sería una en la que estuviera yo y cualquier medalla sería una felicidad para mí", añadió Nadal, durante la presentación de la programación olímpica de RTVE.

El tenista balear reconoció que los de "Atenas fueron, para mí, unos Juegos por la vía rápida. No pude disfrutarlos bien. Pero las sensaciones fueron increíbles. Sólo convivir en la Villa Olímpica es algo único. La única experiencia similar es la de la Copa Davis, y es algo muy especial", explicó.

Nadal tiene un calendario cargado, sin fechas libres a lo largo de la temporada y la inclusión de unos Juegos Olímpicos obliga a adecuar la planificación a los jugadores.

"Tenemos poco margen de preparación para unos Juegos Olímpicos. Habrá que adaptar el calendario a ellos", explicó el número dos del mundo.

La reciente clasificación para los cuartos de final de la Copa Davis fue acogida con naturalidad por Nadal, que se perdió el duelo de Lima frente a Perú pero que confía en formar parte del cuarteto del seleccionador Emilio Sánchez Vicario en los próximos compromisos.

"La eliminatoria fue fácil. Era ya asequible al principio. Pero en cuanto Luis Horna no jugó se quedó aún más desnivelada. Se trataba de nuestro equipo, con los mejores jugadores del mundo, frente a tenistas de una clasificación más baja de los cien", explicó Nadal, expectante ante la configuración del conjunto alemán y la superficie que escoja para recibir en abril a España.

"Vamos a ver ahora cómo forma su equipo Alemania y qué superficie nos ponen. Espero estar y al cien por cien. No pude estar en Perú por un tema simplemente de tiempo. El equipo no requería de mi presencia por no ir a Perú", dijo el tenista español despreocupado si alguien pudo cuestionar su implicación con el equipo.

"Cuestionado? todos saben los motivos por los que no estuve ahí y la gente que quiera entenderlo que lo entienda. Siempre que he podido he estado. Incluso en ocasiones que han ido en perjuicio de mi carrera individual. Y eso lo voy a seguir haciendo siempre que pueda. Eso lo haré siempre que quiera el capitán. Estaré en Alemania y en la siguiente porque pensamos pasar", puntualizó.

Para la presente temporada, "el objetivo principal es entrar entre los ocho primeros para estar en Shangai. Ese es el primero. Después se ha empezado buen para pensar que se puede conseguir. Terminar la temporada de tierra con puntos suficientes como para encarar la parte final del curso con más tranquilidad", dijo Nadal, que no siente presión ni urgencia de ganar Wimbledon por el hecho de haber disputado dos finales.

"Wimbledon no es que a la tercera vaya la vencida. Sino que a la tercera vuelves a empezar de cero. Nadie te pone en la final", puntualizó el tenista español, que no considera que haya una irrupción de una hornada nueva en el circuito.

"No es ninguna nueva hornada. Andy Murray ya estaba con los mejores y hubiera ido al Masters si no se hubiera lesionado; Novak Djokovic era el tres del mundo el año pasado y Richard Gasquet el octavo. Ya han estado ya arriba. Jo Wilfried Tsonga es la novedad por ahora. Lo otro no es una nueva noticia. No es una nueva hornada. Es mi hornada", concluyó Nadal. EFE