Martes, 12 de Febrero de 2008

Pilar Bardem se pone los hábitos en los escenarios madrileños con "La sospecha"

EFE ·12/02/2008 - 19:20h

EFE - Las actrices Pilar Bardem (i) y Diana Palazón, durante el pase gráfico de la obra "La sospecha", una obra de John Patrick Shanley dirigida por Natalia Menéndez cuya gira española recala ahora en el teatro madrileño Infanta Isabel.

Pilar Bardem se pone los hábitos en escena para protagonizar "La sospecha", una obra de John Patrick Shanley dirigida por Natalia Menéndez que se centra en un posible caso de pederastia en el seno de la Iglesia Católica y cuya gira española recala ahora en el madrileño Teatro Infanta Isabel.

Para Bardem, "La sospecha" es un obra "tan gratificante de hacer como de ver y que había que hacer de forma casi obligatoria por su entidad y por su temática", ha afirmado la actriz hoy durante la presentación del montaje en Madrid.

Diana Palazón, Juanjo Cucalón y Vicenta Ndongo completan el reparto de este montaje con el que John Patrick Shanley ganó un premio Pulitzer y un Tony -galardón teatral estadounidense- y que mañana se estrena en Madrid.

De esta forma, Pilar Bardem vuelve al teatro para encarnar a la directora de una escuela católica en el Bronx de 1964 que se enfrenta a un posible caso de pederastia tras recibir la advertencia acerca del extraño comportamiento que mantiene el cura más popular del colegio con uno de sus alumnos.

La intérprete ha afirmado que comparte "muy pocos puntos en común" con este personaje, aunque ambas se sustentan en "dos o tres puntales inamovibles" que definen sus creencias, aunque no sean necesariamente coincidentes.

La monja defiende tal acusación sin pruebas, lo que permite plantear con este texto más de un dilema moral, entre ellos la cuestión de la fe y sus límites a los que se enfrenta la protagonista de esta historia, que en su versión cinematográfica dio vida la oscarizada Meryl Streep.

El montaje no se pondrá en escena el próximo 24 de febrero para que la actriz tenga la oportunidad de acudir a la ceremonia de entrega de los premios Óscar, a los que su hijo Javier parte como gran favorito en la categoría de mejor actor secundario por "No es país para viejos", de los hermanos Coen.

"La primera vez que fuimos a los Óscar no lo ganamos, pero nos cogimos una borrachera de miedo, así que si esta vez Javier lo gana, espero regresar a Madrid para cumplir mis obligaciones con la función", ha afirmado entre bromas la actriz.