Martes, 12 de Febrero de 2008

Roberto Torretta llena la pasarela de contrastes, siluetas y volúmenes

EFE ·12/02/2008 - 18:54h

EFE - Vestido sin corte estructurado, con cuello amplio, diseño de la colección de Roberto Torretta para la temporada Otoño-Invierno 2008-09, presentada hoy en la cuarenta y siete edición de la Pasarela Cibeles que se celebra en el recinto ferial de IFEMA.

El diseñador Roberto Torretta ha desfilado en Pasarela Cibeles una colección de moderna elegancia para vestir a la mujer con distintas siluetas, contrastando las larguras minis con los volúmenes más "oversize".

Napa lavada, seda, gabardina, terciopelo, ante y organza se han sucedido en vestidos, abrigos y chaquetones, la mayoría de ellos tan cortos que las modelos han podido lucir sus largas piernas con facilidad.

Los colores elegidos por el diseñador argentino afincado en España cubren una paleta de suaves tonalidades, en las que no faltan los marrones, grises, azules, alguna pincelada de rojo y rosa y, por supuesto, el negro para la noche.

Originales y cortos, los abrigos y vestidos de cuero -su tejido estrella- en tono marrón, con cinturón y con bolsillos laterales disimulados marcan la feminidad de la mujer, para la que el creador se ha inspirado en esta ocasión en el "glam-rock" de los setenta.

Llamaban la atención también los mini vestidos con marcados cuellos altos, que se alargaban hacia un solo hombro, y aquellos otros que terminaban en faldas con pliegues.

Aunque estos vestidos cortos, a veces muy amplios y con aperturas laterales, han protagonizado la mayor parte del desfile, ha habido espacio para sus ya clásicos trajes sastre de chaqueta y pantalón o para las blusas de seda combinadas con anchos pantalones de bonita caída.

Los complementos, muy cuidados por Roberto Torretta, aparecían llenos de sofisticación. Entre ellos se encontraban los guantes largos, las carteras de mano y los amplios bolsos confeccionados con cuero "engofrado", una técnica novedosa para la próxima temporada otoño-invierno.

Los vestidos largos de noche, incluido uno de cuero negro, han sido de los más aplaudidos por el público fiel a Roberto Torretta, entre el que se encontraba la delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella.

Escotes en pico y redondos, dejando la espalda levemente al descubierto, perfilaban los vestidos de Torretta para la noche, tan elegantes como sus tejidos: en seda gris o en terciopelo negro.