Archivo de Público
Martes, 12 de Febrero de 2008

Ocho guardias civiles declararán por presuntas torturas al etarra Portu

Los agentes comparecerán ante el juez el 22 de febrero en calidad de imputados

EFE ·12/02/2008 - 18:48h

Ocho agentes de la Guardia Civil que participaron en la detención, traslado y custodia del presunto etarra Igor Portu declararán como imputados el 22 de febrero ante el Juzgado de San Sebastián que investiga las lesiones sufridas por este supuesto terrorista y su compañero Martín Sarasola.

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián tomó declaración a Portu el pasado 8 de enero en el Hospital Donostia, adonde fue trasladado para ser atendido de las lesiones sufridas como consecuencia de su arresto.

En esta comparecencia, Portu, que fue detenido el pasado 6 de enero junto a Sarasola en Arrasate (Guipúzcoa), aseguró que no opuso resistencia a su arresto y que fue golpeado por agentes de la Guardia Civil desde que fue capturado hasta que lo llevaron a Lesaka (Navarra) para participar en varios registros.

En una providencia, a la que ha tenido acceso Efe, el Juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián cita ahora a declarar como imputados a los dos agentes que detuvieron a Portu y que, junto a un tercero, lo trasladaron en un vehículo policial desde Arrasate hasta el cuartel de Intxaurrondo; al guardia que lo custodió en estas dependencias hasta que el presunto etarra fue conducido a Lesaka, y a los cuatro que lo vigilaron durante la primera noche de su ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Donostia.