Martes, 12 de Febrero de 2008

Putin y Yúschenko abortan una nueva crisis de gas entre Moscú y Kiev

EFE ·12/02/2008 - 17:30h

EFE - El presidente ruso, Vladimir Putin (izq), estrecha la mano a su homólogo ucraniano, Víctor Yuschenko, durante la reunión mantenida en Moscú (Rusia) hoy martes 12 de febrero. Putin y Yuschenko hablaron sobre relaciones económicas y lazos bilaterales.

Los presidentes ruso, Vladímir Putin, y ucraniano, Víctor Yúschenko, abortaron hoy una nueva crisis de gas entre Moscú y Kiev al anunciar in extremis un acuerdo sobre el pago de la deuda de Ucrania al consorcio energético ruso Gazprom.

"Ucrania ha declarado que pagará la deuda", dijo Putin para zanjar el asunto en una rueda de prensa conjunta con su colega ucraniano tras varias horas de negociaciones.

Yúschenko precisó que el consorcio gasístico ucraniano Naftogaz comenzará a efectuar los pagos el próximo jueves.

El anuncio se produjo casi simultáneamente con el vencimiento del plazo del ultimátum dado a Ucrania por el consorcio ruso Gazprom, que amenazó con reducir los suministros de gas a ese país a partir de las 15.00 GMT de hoy si no hay acuerdo sobre el pago de los adeudos.

"Gazprom está satisfecho con las propuestas que hicieron los socios ucranianos. Confiamos en que todos los acuerdos se van a cumplir", dijo Putin, según la agencia Interfax.

El jefe del Estado ruso añadió que se logró un consenso con la parte ucraniana sobre "el principio de cooperación para 2008 y para los próximos años".

El presidente ucraniano, por su parte, señaló que se creará un grupo de trabajo conjunto para elaborar "un nuevo esquema de suministros de gas" a su país.

Entre los acuerdos alcanzados hoy, Yúschenko destacó que el precio del gas que suministrará Gazprom a Ucrania en 2008 se mantendrá en 179,5 dólares por cada mil metros cúbicos de carburante.

"Lamentamos que permanentemente surjan estos problemas", dijo el presidente ruso en alusión a los impagos ucranianos.

Putin expresó que Rusia está "profundamente interesada en una cooperación energética transparente al máximo con Ucrania", país por cuyo territorio pasa un 80 por ciento de los suministros de gas ruso con destino a los países europeos.

"Tenemos muy buenas perspectivas para el desarrollo de nuestra cooperación energética a fin de aumentar el peso de Ucrania como importante actor energético en Europa", manifestó el líder ruso.

Poco antes de anunciar el acuerdo que desactiva la nueva crisis del gas, Putin había destacado que la seguridad energética de Europa depende en alto grado de la cooperación entre Rusia y Ucrania.

"El cumplimiento estricto de los acuerdos bilaterales y el carácter previsible de nuestra cooperación energética no sólo atañen a los intereses de nuestros países, sino que son un factor sustancial de la seguridad energética de Europa", señaló el líder ruso.

Gazprom había dado plazo hasta esta tarde para que Ucrania cerrase un acuerdo sobre el pago de su deuda por el gas que recibe de Rusia, so pena de reducir en un 25 por ciento los suministros de carburante al país vecino.

El consorcio denunció la semana pasada que Ucrania le debe 500 millones de dólares por el gas adicional ruso entregado en enero pasado, y que la deuda total acumulada por Kiev desde finales de 2007 junto con las entregas tradicionales de gas centroasiático suma 1.500 millones de dólares.

En el fondo del conflicto está la intención de la nueva primera ministra de Ucrania, Yulia Timoshenko, de prescindir de las dos polémicas empresas intermediarias en la compra de gas: la exportadora rusa RosUkrEnergo, cuya mitad es propiedad de Gazprom, y la importadora exclusiva ucraniana UkrGazEnergo, formada a medias por RosUkrEnergo y la Naftogaz ucraniana.

Gazprom, a través de RosUkrEnergo, vende este año a Ucrania el gas centroasiático a 179,5 dólares por mil metros cúbicos (130 dólares en 2007), mientras que el gas ruso adicional para Kiev la empresa intermediaria lo adquiere al consorcio estatal a 314,7 dólares.

De allí que Gazprom apelase al presidente ucraniano, quien a diferencia de Timoshenko se oponía a cualquier cambio precipitado y no acordado con Moscú del esquema de ventas, que ahora permite a Ucrania recibir gas a un precio muy inferior al de otros países.

El presidente del consorcio gasístico ucraniano, Oleg Dubina, dijo que los acuerdos alcanzados hoy prevén que Gazprom y Naftogaz en el futuro "cooperarán directamente" en los suministros de gas ruso a Ucrania.