Archivo de Público
Martes, 29 de Octubre de 2013

El PP echa una mano a Duran y lo confirma como su enlace con CiU

El portavoz conservador en el Congreso confirma que habla con el líder de Uniò a menudo. Fuentes del partido rechazan, sin embargo, hablar de "negociación" con la Generalitat para que desista de la consulta.

ANA PARDO DE VERA ·29/10/2013 - 19:33h

El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso. EFE

El PP ha confirmado las declaraciones que esta mañana, durante una entrevista en la Cadena Ser, ha hecho el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, asegurando que existen contactos frecuentes entre el PP, el PSOE y CiU para tratar de reconducir la grave crisis institucional provocada por las reivindicaciones independentistas de la Generalitat y la sociedad catalana y el inmovilismo del Gobierno de Mariano Rajoy.

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular ha asegurado que existen contactos y un "diálogo" frecuente con Duran i Lleida, aunque tampoco ha querido dar más relevancia a su papel, descartando que se trate de un "mediador" entre el Gobierno del PP y la Generalitat. Alfonso Alonso ha recubierto de normalidad estas conversaciones, al asegurar que el "diálogo" es la apuesta a la que siempre ha jugado el Ejecutivo que su grupo sustenta. Con todo, ha reconocido que el papel más complicado, la "dificultad" en este asunto, lo tiene el propio Duran y no el PP.

Fuentes del PP creen que Duran está de salida y quiere apuntalar su imagen de hombre de Estado

Fuentes conservadoras admiten la fluidez de las conversaciones, pero se niegan a reconocer que exista una "negociación" como tal entre el Gobierno y la Generalitat. Es más, no creen que la reforma del sistema de financiación autonómica prevista para 2014 -tal y como adelantó el propio presidente del Gobierno- vaya a frenar la intención de CiU y ERC de hacer la consulta. Otras fuentes parlamentarias han asegurado esta mañana que, en realidad, el papel de Duran no es más que un anuncio velado de quien va a "salir de la política" y quiere dejar una imagen determinada, en este caso, de hombre de Estado, la que ha intentado cultivar siempre.