Martes, 12 de Febrero de 2008

Villar se ríe y Del Bosque asoma

El presidente no recibe al seleccionador, pero insiste en su continuidad y en que le tiene enamorado

PÚBLICO ·12/02/2008 - 16:55h

Luis Aragonés quiere hablar con Villar. Necesita contarle que está harto, lanzarle a la cara ese extraño órdago de "lo mejor es que me echen". Pero ni lo pudo hacer ayer ni, según parece, sucederá en los próximos días. El presidente de la Federación se ríe del entrenador y de cuantos le preguntan por él. Y encima, Vicente del Bosque, máximo favorito a sustituirle, se deja querer. Ayer reconoció tener "la sana ilusión de ser seleccionador".

Villar se burló con reiteración desde Canarias, donde asiste a una reunión arbitral. "Yo estuve aquí", respondió cuando un periodista le preguntó por el deseo de Luis de reunirse ayer con él en Madrid. "Estoy aquí", repitió ante la insistencia de otro informador. "Le digo que yo estuve aquí", insistió por tercera vez, siempre con ese peculiar tono suyo, a caballo entre la mofa y la desgana.

"Tengo un seleccionador"

Con idéntica reiteración displicente y esperpéntica despachó su relación con el técnico: "Yo tengo un seleccionador nacional que se llama Luis Aragonés... Por favor, yo tengo a Luis Aragonés, es nuestro técnico... Yo tengo ahora un seleccionador nacional que se llama Luis Aragonés... Que yo tengo un seleccionador que se llama Luis Aragonés... Que tengo un maravilloso seleccionador... Que tengo una maravilla de seleccionador... ¿Pero no le estoy diciendo que tengo un seleccionador maravilloso?... Yo soy un enamorado de Luis Aragonés... Luis Aragonés está en la casa, es mi seleccionador nacional, nuestro seleccionador nacional, y deseo de todo corazón que esté hasta el final". Hoy regresa a Madrid, pero mañana vuela a Suiza, donde permanecerá hasta el viernes. Luis puede esperar.

Y amenizar la espera con opiniones llegadas desde todos los ángulos del fútbol español. Ayer, en declaraciones al portal terra.es, Vicente del Bosque dijo: "Lo que no me gusta es dar la impresión de querer ser entrenador a toda costa, no me gusta. Ahora muestro mi sana ilusión por serlo, claro que sí, pero de momento, mientras esté Luis Aragonés, no tengo ninguna intención de meterme por medio ni de opinar". En cuanto a la inclusión de Raúl y Guti en la selección, opinó que "en el conjunto de toda una convocatoria no habría grandes diferencias pero sí en los pequeños detalles. Lo que pasa es que el caso de Raúl es de mucha notoriedad". Y añadió: "Luis tiene el respeto de todos sus colegas de profesión por los años que lleva como entrenador y por su buena trayectoria".

Noticias Relacionadas